«Era una locura salir a faenar»

Los familiares de las víctimas explican que "cuando el viento marca más de tres flechas no se puede salir y ayer marcaba hasta siete"

EUROPA PRESS |BARBATE
Familiares de las víctimas del naufragio del 'Nueva Pepita Aurora' se lamentan de que la tragedia podría haberse evitado. /EFE/
Familiares de las víctimas del naufragio del 'Nueva Pepita Aurora' se lamentan de que la tragedia podría haberse evitado. /EFE

"Era una locura salir ayer a faenar", se lamentan los familiares de las víctimas del barco pesquero 'Nueva Pepita Aurora', naufragado ayer a 14,5 millas del sureste de Barbate (Cádiz), que se encuentran "destrozados" por el dolor.

En declaraciones a los periodistas realizadas en la misma lonja de Barbate (Cádiz), los familiares han manifestado que "no se le puede echar la culpa a los pescadores porque ellos lo que hacen es su trabajo" y han añadido que los marineros "van a las órdenes de los armadores y los propietarios de los barcos, que son los que se enriquecen". En este sentido, reivindican que "a ver si el Gobierno toma cartas en el asunto y busca soluciones para esta situación, porque es un crimen lo que se ha hecho".

Han señalado que "era una locura salir ayer", ya que el viento de levante era muy fuerte, por lo que "se tenían que haber quedado en tierra", ya que "cuando el viento marca más de tres flechas no se puede salir y ayer marcaba hasta siete".

Por otra parte, efectivos de la Cruz Roja siguen atendiendo a los familiares que se encuentran "con nerviosismo" en las carpas instaladas en la lonja pesquera de Barbate a la espera de noticias de los pescadores que aún se encuentran desaparecidos.