El Granada Atlético renuncia a cualquier posibilidad de unirse con Granada 74

Roberto García Arrabal dimitó esta mañana de su cargo de presidente del Atlético y se siente decepcionado por la actitud del Ayuntamiento de no apoyar al equipo

EFE | GRANADA

El Granada Atlético, club del Grupo IX de Tercera División, ha renunciado a unirse al Granada 74, entidad que ha comprado la plaza del Ciudad de Murcia y que la próxima campaña jugará en Segunda División A.

Alberto García, empresario que liderará este club la venidera temporada tras la dimisión del que era su presidente en la actualidad, Roberto García Arrabal, ha renunciado a cualquier posibilidad de unión con el Granada 74.

García Arrabal, que ha sido el presidente del Atlético desde su fundación, justificó su renuncia por "motivos personales", a la vez que destacó que "dejo el club saneado y al día en los pagos".

El empresario de la construcción, que seguirá en la directiva del club, se mostró muy decepcionado por la actitud del Ayuntamiento de Granada.

Todo cambió con Sanz

"Hemos escuchado al concejal de Deportes decir que el Granada CF es el único equipo de la ciudad, cuando fueron ellos los que nos convencieron para crear el equipo", dijo Arrabal, quien añadió que en el consistorio "todo cambió cuando llegaron los Sanz al Granada".

Su sustituto en el cargo será el también empresario Alberto García, hasta ahora vocal de la junta, que encabeza la gestora que se queda al frente del club, configurada por casi todos los directivos que estaban en la directiva.

Los gestores confirmaron que el Granada Atlético bajará "considerablemente su presupuesto" tras el fallido ascenso de las dos últimas temporadas a Segunda B, pero que éste seguirá siendo el principal objetivo del futuro.

También se confirmó cualquier posibilidad de unión con el Granada 74, que la próxima temporada jugará en Segunda, porque supondría un desembolso de millones de euros que el Atlético no está dispuesto a efectuar.