En estado muy grave una mujer tras recibir más de 15 puñaladas de su ex pareja en Catellón

El agresor se encuentra detenido después de confesar los hechos

EUROPA PRESS | CASTELLÓN

Una mujer de 33 años se encuentra muy grave tras recibir esta mañana entre 15 y 20 puñaladas de su ex pareja en la calle Mare de Deu de Lledó de Castellón, según fuentes de la Policía Local.

El agresor se encuentra detenido, después de haberse presentado voluntariamente en la comisaría y haber confesado los hechos.

La víctima, de nacionalidad rumana, está ingresada en el Hospital General de Castellón. Al parecer, el apuñalamiento tuvo lugar a primera hora de esta mañana, cuando la mujer se disponía a ir a trabajar. Su ex pareja la asaltó en plena calle y la agredió, ante la presencia de varias personas, según las mismas fuentes.

Los vecinos comentaron haber visto a este individuo "rondar" por la zona desde hace unos días. Así, Marisa Castelló señaló que el hombre "se ve que la esperaba a las ocho de la mañana" cuando la joven se dirigía a trabajar en una casa cercana a cuidar a una persona mayor. "Se le cruzaba por el camino y discutían un poco", señaló esta mujer, quien añadió que nunca le había dado importancia a este hecho.

Dos testigos persiguen al agresor

Testigos del apuñalamiento fueron una vecina de la zona y un grupo de trabajadores de una obra cercana, que no dudaron en perseguir al agresor después de los hechos. Al parecer, y según ha relatado Rafa, esta mujer cogió una barra de hierro que vio en la calle y "salió a defender a la señora que estaban apuñalando", pero el agresor también la amenazó a ella, por lo que "le dio un ataque de nervios". Entonces fue cuando "han salido los obreros corriendo detrás de él".

Uno de estos trabajadores, Manuel Barba, manifestó que al llegar a trabajar vieron que estaban apuñalando a una chica y que ellos decidieron ayudarla pero que el agresor también les amenazó con el cuchillo, por lo que no pudieron "hacer nada". Manuel quiso arrancar una trampilla de la calle y "tirársela" pero le fue imposible.

"Los animales son más humanos"

Este obrero comentó que el agresor le dio "tres o cuatro" puñaladas a la mujer delante de ellos, pero que al final la chica estaba "tendida en el suelo con 15 ó 20 puñaladas". Otro de los trabajadores indicó que el agresor se "ensañó" con su víctima. "Se sentó encima de ella, dándole puñaladas en el cuello y la cabeza", comentó este hombre que corrió tras el agresor, "y le buscaba la garganta".

Este hombre, que señaló que la mujer estaba "llena de sangre", indicó que el hombre "no hablaba", que tenía "los ojos colocados" y sólo agredía a la chica con un cuchillo de unos 30 centímetros. "No tiene nombre. Es un salvaje; los animales son más humanos", aseguró. Este obrero salió corriendo detrás del agresor pero no pudo seguir su ritmo. Sin embargo, fue interceptado en otra calle por la policía.