Asaja advierte de la pérdida de derechos del olivarero ante la entrada en vigor de la OCM única

La organización agraria considera que el nuevo texto busca "simplificar la burocracia y los reglamentos actualmente existentes" y, por otro, "reducir las 20 OCM ahora existentes en el marco comunitario a una sola"

E. P. | JAÉN

El secretario general de Asaja- Jaén y presidente del grupo de trabajo de aceite de oliva del Copa-Cogeca, Francisco Molina Molina, advirtió hoy de que la OCM única, que entrará en vigor el año próximo, "acabará con los pocos derechos que quedan al olivarero".

En un comunicado, la organización agraria analizó que "la Unión Europea trabaja en otra reforma de la Política Agraria Común cuando todavía no se han terminado de asentar las bases de la nueva OCM del aceite de oliva y su sistema de cobro de ayudas a través del Pago Único".

Así, analizó que el nuevo texto busca, por un lado, "simplificar la burocracia y los reglamentos actualmente existentes" y, por otro, "reducir las 20 OCM ahora existentes en el marco comunitario a una sola".

En este sentido, Molina alertó que las nuevas normas de condicionalidad "merman" la capacidad del olivarero a la hora de "manejar libremente su explotación e, incluso, modernizarla". "Europa exige que cada olivo sustituido se remplace por uno nuevo, algo que va incluso en contra de la nueva filosofía europea en materia agraria, la del 'prohibido prohibir'", manifestó.

"Tampoco está claro si se permitirá a los agricultores transformar sus viejas explotaciones en intensivas con el fin de poder competir así con otros mercados donde el olivar intensivo comienza a ser habitual", apuntó y añadió que Asaja- Jaén , a través del Copa-Cogeca, solicitará en Europa que se revise este punto y, ya que la subvención está desligada completamente de la producción, se otorgue "libertad total" al olivarero para decidir sobre su explotación.

Grave peligro

En lo que sí se teme Asaja que va a dejar de intervenir la UE es en el reglamento de calidad del aceite de oliva que lo diferencia de otras grasas y, para ello, apoya medidas de mantenimiento de los precios. "Si realmente llega a eliminarse esta protección, el mercado del aceite corre un grave peligro", advirtió.

Por otro lado, Asaja- Jaén reclamó a la UE que se revisen los contratos de almacenamiento del aceite de oliva, que fijan el tope de intervención en 1,7 euros. "Es decir, cuando los precios bajan de ese límite en el mercado, es el momento de poner en marcha los contratos de almacenamiento", exigió. Asaja- Jaén consideró que la cifra se ha quedado "obsoleta" y que "en ningún momento" protege la economía del agricultor.

Además de todo esto, Asaja- Jaén mostró su preocupación por la intención de la Unión Europea de "restar capacidad de decisión al Consejo en favor de la Comisión", lo que tradujo en que "para tomar cualquier decisión los agricultores serán simples números dentro del complejo entramado europeo".