Tajani presiona a Italia para que apoye a Guaidó en Venezuela

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani./EFE
El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani. / EFE

«Es inaceptable que el país que es la cuna del derecho y de la democracia esté al lado de un dictador como Maduro», dice el presidente del Parlamento Europeo

DARÍO MENORCorresponsal. Roma

«Es como si Italia se hubiera puesto de lado de los tanques soviéticos durante la Primavera de Praga de 1968». El presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, está indignado con el Gobierno de Roma por haberse negado a reconocer al opositor Juan Guaidó como presidente 'ad interim' de Venezuela.

Son ya 16 los socios de la UE que se han sumado a la línea marcada por Estrasburgo al sostener al presidente de la Asamblea Nacional y reclamar elecciones libres y transparentes en la nación caribeña. Entre ellos están España, Alemania, Francia y Reino Unido. «Hemos invitado a todos los países miembros a que reconozcan a Guaidó y condenen la violencia y la represión del régimen de Maduro», detalló este lunes Tajani en un encuentro con corresponsales extranjeros en Roma.

Su solicitud se ha topado con las contradicciones internas del Gobierno italiano. El Movimiento 5 Estrellas (M5E), socio mayoritario de la coalición que sostiene al Ejecutivo, prefiere ponerse de perfil y esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Alessandro Di Battista, hombre de referencia de la formación 'anticasta', se justificaba por el miedo a que una intervención extranjera acabe convirtiendo Venezuela «en una nueva Libia».

Esta posición no es compartida por la Liga, la otra 'pata' de la coalición gubernativa, cuyo líder, Matteo Salvini, lleva días pidiendo que su país le dé la espalda a Maduro. El líder venezolano es el principal beneficiario de estas contradicciones y no se olvidó de citar el pasado sábado a «Roma» entre los «muchos que nos han manifestado su solidaridad».

Aquellas palabras resultaron irritantes para el presidente del Parlamento Europeo. «Como italiano me resulta inaceptable que el país que es la cuna del derecho y de la democracia esté al lado de un dictador como Maduro. Yo no soy capaz de entender los motivos del Gobierno. No se trata de una cuestión de derechas o de izquierdas, sino de libertad, democracia y derechos humanos. Son temas que van más allá de cualquier interés económico o político. La gente se está muriendo de hambre, las farmacias y las tiendas tienen los estantes vacíos, hay un éxodo gigantesco...», lamenta Tajani, que espera que el M5E le haga caso al presidente de la República, Sergio Mattarella. El jefe del Estado pidió ayer al Ejecutivo «claridad» con Venezuela y que siga la línea marcada por los «socios europeos y aliados».

Pese a que varios millones de venezolanos tienen pasaporte español, italiano o portugués, el presidente del Europarlamento aseguró que no tenía noticias de que las naciones de la UE hayan diseñado planes especiales para sacar a sus nacionales del país caribeño en caso de que estalle una guerra civil.

«Espero que la situación no se precipite y Maduro recupere un mínimo de sentido común. Se debe encontrar una solución pacífica con unas elecciones democráticas que cierren la fase del chavismo, responsable del desastre que vive Venezuela. Podía ser el país más rico de América junto a Estados Unidos, pero su gente se muere de hambre».

Tajani subrayó en varias ocasiones la «independencia» de las instituciones europeas respecto a Estados Unidos y recordó que el interés por la crisis de la nación latinoamericana no es nueva, como prueba que en la presente legislatura la Eurocámara haya aprobado 9 resoluciones relativas a Venezuela. «Que reconozcamos ahora a Guaidó no es ninguna injerencia extranjera, pues estamos respetando lo que dice la ley venezolana. El presidente del Parlamento está cumpliendo con la Constitución chavista que hay en vigor».

Más información: