Salvini señala al nuevo enemigo público de Italia: los gitanos

Matteo Salvini, ministro de Interior italiano./Fabrizio Radaelli (Efe)
Matteo Salvini, ministro de Interior italiano. / Fabrizio Radaelli (Efe)

El ministro del Interior pretende realizar un censo de los inmigrantes de esta etnia para expulsar a los irregulares

DARÍO MENORCorresponsal en Roma

Después de cerrar los puertos italianos a las oenegés que salvan migrantes en el Mediterráneo y de repetir que va a repatriar a todos los indocumentados que viven en el país, Matteo Salvini ha señalado a un nuevo enemigo público: los gitanos. El ministro del Interior de Italia anunció este lunes que pretende realizar un censo de los residentes de etnia 'rom' (provenientes de Europa oriental) para solucionar el «caos» que, a su juicio, impera entre esta minoría después de que no se haya hecho «nada» con ellos desde que ocupó su mismo Ministerio Roberto Maroni, compañero de filas de la Liga. El líder de este partido que ha hecho del rechazo de la inmigración su caballo de batalla declaró que quiere controlar «quiénes, cuántos y cómo» son los gitanos residentes en Italia para expulsar a los que se encuentren en situación irregular. «Los 'rom' italianos, por desgracia, te los tienes que quedar en casa», declaró en en una entrevista con Telelombardia. Sus palabras no eran más que uno nuevo eslogan xenófobo, pues buena parte de los ciudadanos de esta etnia que no son italianos y viven en el país proceden de Rumanía, Bulgaria o Hungría, todos ellos países de la Unión Europea.

Las declaraciones de Salvini provocaron una oleada de críticas tanto de la izquierda, que lo tachó de «xenófobo» acusándole de promover una campaña de limpieza étnica, como de las asociaciones gitanas. Uno de estos grupos le recordó que es ilegal hacer un censo según la etnia de pertenencia. Hasta en el Movimiento 5 Estrellas (M5E), socio de la Liga en la coalición de Gobierno, rechinó la inquietante propuesta del ministro del Interior. Ante el revuelo que se había montado, a Salvini no le quedó otra que recular a medias al asegurar que su objetivo no es tener fichados a todos los gitanos, sino verificar cuál es la situación de los campamentos donde mayoritariamente viven. «Pretendemos tutelar en primer lugar a los miles de niños a los que no se les permite frecuentar la escuela regularmente porque se prefiere introducirles en la delincuencia», comentó. El segundo objetivo de su iniciativa es controlar «cómo se gastan los millones de euros que llegan de los fondos europeos».

El líder del M5E, Luigi di Maio, celebró la marcha atrás de su socio destacando que había quedado desmentido que se vaya a llevar a cabo un censo especial de inmigrantes según su etnia por resultar «inconstitucional».

Fotos

Vídeos