Los populares europeos suspenden a su socio húngaro, el Fidesz de Orban

Viktor Orban./EP
Viktor Orban. / EP

Le anula la capacidad que tiene cualquier otro miembro de asistir a las reuniones políticas, votar e incluso proponer candidatos

S. ARROYOCorresponsal. Bruselas

Ni dentro ni fuera. En el umbral. Así ha resuelto el Partido Popular Europeo (PPE) la crisis abierta con uno de sus socios, el Fidesz húngaro del controvertido Viktor Orban. El grupo de centro derecha, mayoritario en la Eurocámara, no le expulsa, como habían requerido trece formaciones nacionales de esta familia, sino que opta por suspenderle. Le anula la capacidad que tiene cualquier otro miembro de asistir a las reuniones políticas, votar e incluso proponer candidatos.

La medida ha sido convenida con el propio Orban. Y tiene carácter temporal, porque un comité de expertos (el expresidente de la Eurocámara Hans-Gert Poettering, el excanciller austriaco Wolfgang Schuessel y el exprimer ministro belga Herman Van Rompuy) se encargará de valorar a partir de este momento si Fidesz (y especialmente su líder) merecen que se levante el veto o aconsejan el destierro definitivo.

De cómo se despeje finalmente la fórmula intermedia por la que se ha optado dependerán también algunas variables ajenas al 'comportamiento' futuro de Orban. La primera: su respaldo electoral en Hungría (ha encadenado tres mayorías absolutas en la última década) es importante para atenuar la pérdida de escaños que presagian al PPE las proyecciones sobre los comicios de mayo. La otra (ésta juega en su contra): que en su descenso, el PPE se vea obligado a forjar alianzas con socialistas y liberales para retener el poder en las instituciones comunitarias.

La espoleta de la suspensión que este miércoles se aprobó en asamblea por 190 votos a favor y 3 en contra la puso una campaña institucional húngara que colocaba en el centro de la diana al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y al filántropo húngaro-estadounidense George Soros, y que tenía como objetivo erosionar la política migratoria de la UE.