Juncker y May estarán en contacto la próxima semana, crucial para el 'brexit'

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la primera ministra británica, Theresa May. /Reuters
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la primera ministra británica, Theresa May. / Reuters

El presidente de la Comisión Europea y la primera ministra británica mantuveron una conversación telefónica «amistosa» este viernes

EFE

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la primera ministra británica, Theresa May, hablaron hoy por teléfono y acordaron seguir en contacto durante la próxima semana, cuando se reanudará en el Parlamento británico el debate sobre el acuerdo del «brexit».

«El presidente Juncker tuvo una amistosa llamada telefónica con la primera ministra May. Acordaron estar en contacto la próxima semana», informó una portavoz del Ejecutivo comunitario sin proporcionar más detalles de la conversación, que tuvo lugar esta tarde.

La llamada se enmarca dentro de los contactos que durante las navidades y en los primeros días del año está manteniendo May con los líderes de los 27 Estados que permanecerán en la Unión Europea para buscar garantías políticas y legales adicionales sobre el acuerdo de salida del Reino Unido sellado en noviembre entre Bruselas y Londres.

El objetivo es sacar adelante el acuerdo en la Cámara de los Comunes, donde la ministra necesita aún los votos del norirlandés Partido Democrático Unionista, que hoy mismo reiteró su oposición al acuerdo, y del sector más euroescéptico de su partido (Conservador) para superar una votación prevista para la tercera semana de enero.

Estos rechazan el acuerdo, en particular, por considerar que el mecanismo de salvaguarda diseñado para evitar una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda dejaría al Reino Unido atado a la UE durante años.

May ya intentó en diciembre obtener de sus todavía socios más garantías a este respecto y pospuso el voto, previsto inicialmente ese mes, para evitar una derrota en la Cámara de los Comunes.

Sin embargo, los líderes de los Veintisiete advirtieron entonces de que, si bien estaban abiertos a facilitar la aprobación del texto en el parlamento británico, el acuerdo cerrado en noviembre es el único posible.

«Estamos listos para escuchar, pero (...) los líderes de los Veintisiete han sido muy claros en que no se renegociará lo que está sobre la mesa», insistió este jueves la Comisión Europea a través de una portavoz.