El Gobierno croata quiere multar a los ciudadanos que ayuden a los refugiados

Refugiados caminando por una carretera del pueblo croata Ilok./
Refugiados caminando por una carretera del pueblo croata Ilok.

Quien alimente o aloje a inmigrantes irregulares podrá ser castigado con multas de hasta 3.000 euros

EFE ZAGREB

Prestar ayuda humanitaria a los refugiados en Croacia puede convertirse en un delito castigado con multas de hasta 3.000 euros si prospera una propuesta del Gobierno conservador para sancionar a quien alimente o aloje a inmigrantes irregulares.

más información

Hasta ahora, la legislación croata sólo castigaba ayudar a los inmigrantes a entrar o transitar ilegalmente por el país, una prohibición que quedaría ampliada con esta enmienda a la actual Ley de Extranjería.

Varias organizaciones de derechos humanos han criticado este proyecto de ley, que denuncian es una "criminalización de la solidaridad humana". "Por medio de multas se desalienta la solidaridad humana. Las leyes deberían impedir la xenofobia y el racismo y no incitarlos", comentó en un comunicado el Centro de estudios propaz de Zagreb.

El único tipo de ayuda que los ciudadanos croatas podrán prestar en adelante a los refugiados que pasan por su territorio será "para prevenir un caso de muerte, de grave lesión o en caso de que sea necesaria urgente atención médica".

Cientos de miles de refugiados de Oriente Medio transitaron desde el otoño pasado por Croacia en su camino hacia Europa central, hasta que a comienzos de marzo los países de la llamada ruta de los Balcanes cerraron esta vía de paso.