Dell'Utri, histórico colaborador de Berlusconi, ingresa en prisión

Dell'Utri, en una imagen de 2010 /
Dell'Utri, en una imagen de 2010

El cofundador de Forza Italia, condenado por asociación mafiosa, fue detenido en Beirut el pasado 12 de abril

AGENCIAS ROMA

El exsenador italiano Marcello Dell'Utri, histórico colaborador del ex primer ministro Silvio Berlusconi, ha ingresado hoy en prisión en Roma tras ser extraditado desde el Líbano, donde se encontraba en el momento en que el Tribunal Supremo confirmó su condena a siete años por asociación mafiosa.

A su llegada al aeropuerto de Fiumicino de Roma, el cofundador con Berlusconi del partido Forza Italia recibió la orden de ejecución de la condena y fue trasladado a la cárcel de Rebibbia en la capital italiana. El 11 de abril se había emitido una orden de arresto de cara a la la audiencia que se iba a celebrar unos días después en el Supremo sobre su condena por asociación mafiosa, pero el exsenador estaba en paradero desconocido.

Posteriormente se comprobó que Dell'Utri había viajado a Beirut, donde fue arrestado el 12 de abril en un hotel de lujo. El Tribunal Supremo confirmó el 5 de mayo la sentencia a siete años de reclusión dictada por el Tribunal de Apelación de Palermo en marzo de 2013.

El también exdirigente de Fininvest, la financiera de la familia Berlusconi, también desapareció hace dos años cuando se esperaba la sentencia en el Supremo sobre este caso, y reapareció después de que este tribunal anulase la condena en apelación y ordenase repetir el juicio.

En aquella ocasión, Dell'Utri se refugió en la República Dominicana.

Dell'Utri fue condenado de nuevo en el segundo juicio, el 25 de marzo de 2013, a siete años de reclusión, después de que el tribunal considerase que "actuó como mediador" entre Cosa Nostra, la mafia siciliana, y Berlusconi, con el fin de garantizar su seguridad y la de su familia antes de su entrada en política a principios de los noventa.

El tribunal de apelación palermitano confirmó con esa decisión la sentencia emitida en junio de 2010 en el primer proceso celebrado por este caso y que fue anulada por el Supremo en marzo de 2012, al considerar que existía un "vacío de argumentación" para el período entre 1977 y 1982, pues en esa época Dell'Utri supuestamente no trabajaba para Berlusconi sino para otro empresario.

En la nueva sentencia, los jueces señalaron que una reunión celebrada en mayo de 1974 entre Dell'Utri y diferentes miembros de la mafia siciliana, como Stefano Bontade y Mimmo Teresi, sirvió para sellar el pacto de protección de Berlusconi. Asimismo, consideraron que la reunión marcó el inicio de un pacto que "ligaría a Berlusconi, Dell'Utri y Cosa Nostra hasta 1992", y que el fallecido mafioso Vittorio Mangano fue contratado a través del exsenador para garantizar la seguridad del entonces empresario Berlusconi y no como mozo de cuadras, como siempre se argumentó.