El régimen de Bashar Al Assad bombardea Ghouta y deja al menos 40 muertos

El año nuevo en Siria no ha cambiado la situación. En solo dos días, al menos cuarenta personas han muerto por ataques aéreos en Ghouta, una región a las afueras de Damasco, la capital del país. Los bombardeos han sido orquestados por el régimen de Bashar Al Assad y han dejado centenares de heridos y miles de personas atrapadas. Las tareas de evacuación de civiles y heridos están siendo dificultadas por el gobierno sirio, que mantiene desde 2013 un bloqueo en este territorio en respuesta a la presencia de un grupo opositor conocido como el Ejército del islam. Esta facción rebelde ha contraatacado sobre posiciones del gobierno en Harasta, lo cual ha servido para evacuar a 29 personas, mientras que otras 400 continúa atrapadas. Otro foco más en una guerra que ya dura casi siete años. Un conflicto que ha causado más 400.000 muertes y más de 5 millones de desplazados.