Protestas ante las redadas masivas contra inmigrantes indocumentados que comienzan hoy en Estados Unidos

Estadounidenses y mexicanos unen sus voces frente a la embajada de Estados Unidos en México por un trato más humanos a los inmigrantes en los centros de detención. "Esta política de fronteras no representa lo que quiere la mayoría de nuestro país. Es triste y trágico", afirma esta mujer. La tensión aumenta, a punto de que comiencen las redadas masivas para expulsar a los indocumentados. Hace unas horas un hombre armado atacaba con explosivos este centro de detención en el estado de Washington antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad. Al menos 2.000 personas corren el riesgo de ser expulsadas en diez ciudades. "Han llegado ilegalmente y tienen que salir", asegura DonaldTrump. Los demócratas responden. "Esta orden de deportación masiva se está utilizando como un juguete político", dice esta congresista por Texas. En Houston muchos líderes religiosos han ofrecido refugio a los inmigrantes.