El Papa celebra el Viernes Santo con el tradicional Vía Crucis en el Coliseo de Roma

El Papa Francisco dirigió este viernes los servicios del Viernes Santo, dedicados este año a las víctimas de la trata de personas y la difícil situación de los migrantes. El Sumo Pontífice denunció a los líderes con "corazones blindados", dijo, que explotan su difícil situación para obtener beneficios políticos. Francisco, en su séptima temporada de Pascua como líder católico romano, presidió un servicio tradicional de Vía Crucis en el Coliseo de Roma, el viernes, al que asistieron miles de personas con velas. Al final de la ceremonia, Francisco leyó una oración en la que hablaba de los pobres, los hambrientos, los ancianos, los niños maltratados y el medio ambiente.-Redacción-