Un palestino muerto en una nueva escalada de tensión en Gaza

Varios palestinos portan el cuerpo de una víctima de los ataques israelíes./EFE
Varios palestinos portan el cuerpo de una víctima de los ataques israelíes. / EFE

El Ejército atacó veinte «objetivos terroristas» en la franja en represalia por el lanzamiento de dos cohetes contra territorio israelí

MIKEL AYESTARANCorresponsal. Jerusalén

Un palestino de 25 años murió a causa de los bombardeos de Israel contra Gaza y otros 14 resultaron heridos, uno de ellos en estado crítico. El Ejército atacó veinte «objetivos terroristas» en la franja en represalia por el lanzamiento de dos cohetes contra territorio israelí. Uno de los proyectiles alcanzó Beerseba, la ciudad más importante al sur del país que está situada a 40 kilómetros de distancia de la franja, donde una casa resultó destruida. El cohete no causó víctimas mortales porque la familia que vivía allí tuvo tiempo de protegerse en el refugio, pero es la segunda vez este año que las facciones palestinas golpean esta ciudad. El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, ordenó de forma inmediata el cierre de los pasos fronterizos de Erez y Kerem Shalom y redujo a tres millas náuticas el límite para los pescadores gazatíes. Israel anunció además el despliegue de una batería adicional del sistema anti misiles conocido como 'Escudo de Hierro' en el sur del país.

La tensión en Gaza ha aumentado desde que el 30 de marzo los palestinos lanzaron la Gran Marcha del Retorno –en la que Israel ha matado hasta el momento a 200 manifestantes, entre ellos varios menores-, pero en las últimas semanas se había detenido el lanzamiento de cohetes. La escalada de tensión coincidió con la presencia en la franja de una delegación egipcia que desde el martes mantenía contactos con Hamas con el objetivo de mediar en un alto el fuego duradero con Israel y conseguir avances en el gobierno de unidad nacional palestino. En una reacción nada habitual en este tipo de situaciones, Hamas y Yihad Islámica, las dos facciones principales y con mayor poderío militar, emitieron un comunicado para desvincularse del lanzamiento de los proyectiles y rechazaron «cualquier intento irresponsable de sabotear los esfuerzos egipcios, incluido el uso de cohetes».

La declaración del grupo islamista no tuvo efecto alguno en Israel, donde le responsabilizan de cualquier agresión ya que es quien está al frente de Gaza. El primer ministro, Benyamin Netanyahu, señaló que están listos «para actuar con enorme fuerza si no se detienen estos ataques». Naciones Unidas se sumó a los esfuerzos egipcios y el coordinador para el Proceso de Paz de Oriente Medio, Nikolai Mladenov, declaró que «pedimos que se evite una guerra que tendrá efectos devastadores y nos esforzamos en acabar con el sufrimiento de los ciudadanos de Gaza, por lo que apoyamos el esfuerzo de Egipto para lograr el retorno de la Autoridad Palestina a la franja». El diplomático búlgaro adelantó que espera ver los frutos de los últimos tres meses de negociaciones «en las próximas 48 horas». La calma en Gaza es siempre una sensación efímera.

Una larga nube de humo producida tras los bombardeos en Gaza.
Una larga nube de humo producida tras los bombardeos en Gaza. / AFP

Fotos

Vídeos