Las fuerzas iraquíes reconquistan dos localidades al sur de Mosul

Las fuerzas de seguridad iraquíes en Mosul./
Las fuerzas de seguridad iraquíes en Mosul.

Unos 350.000 niños han quedado atrapados en la parte occidental de la ciudad, último gran bastión del Daesh en Irak

COLPISA / AFPerbil (irak)

Las fuerzas de seguridad iraquíes comenzaron hoy el asalto de los barrios occidentales de la ciudad septentrional de Mosul, último gran bastión del grupo yihadista Daesh en Irak. En esta primera ofensiva han conseguido retomar el control de dos localidades al sur de Mosul, según ha anunciado un alto comandante.

El general Abdulamir Yaralah ha indicado en un comunicado la reconquista de Athbah y de Al Lazzagah en la vía que conduce al aeropuerto de Mosul, en la periferia sur de esta ciudad, la segunda del país.

Uno de los mayores problemas en este momento es que unos 350.000 niños se encuentran atrapados en la parte occidental de Mosul, según ha advertido la ONG británica Save the Children, llamando a las fuerzas iraquíes a hacer "todo lo necesario para protegerlos".

El Daesh respone con dos atentados suicidas en Mosul

Al menos tres civiles murieron hoy y otros doce resultaron heridos por dos ataques perpetrados por dos suicidas del grupo terrorista Estado Islámico (EI) con cinturones explosivos en el este de Mosul, que coincidieron con el inicio de una nueva ofensiva de las fuerzas iraquíes en esta ciudad.

El primer ataque tuvo lugar cerca de un restaurante en el barrio de Al Zuhur, con el resultado de al menos un civil muerto y otros siete heridos, informó a Efe el portavoz de la Policía de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, Mazen al Ahmadi.

El segundo, cerca de un mercado en el barrio de Nabi Yunis, causó el fallecimiento de dos civiles, mientras que otras cinco personas resultaron heridas, algunas de ellas en estado grave.

Se necesitan "corredores de evacuación seguros para los civiles tan rápido como sea posible", insiste Maurizio Crivallero, director en Irak de la ONG, en el inicio de la vasta ofensiva lanzada por Bagdad el domingo para reconquistar el oeste de la segunda ciudad del país, en manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El primer ministro y jefe de las Fuerzas Armadas iraquíes, Haidar al Abadi, ha anunciado el arranque de la tercera fase de la Batalla de Mosul para liberar la ciudad del yugo de EI, cuyos barrios orientales, fueron liberados el pasado enero.

"Anunciamos el comienzo de una nueva página de la operaciones 'Llegamos Nínive' para liberar la parte oeste de la ciudad de Mosul de manos de las bandas, para que nuestras fuerzas liberen a los ciudadanos del terrorismo, porque nuestro objetivo es liberar al hombre y luego la tierra", dijo Al Abadi en la televisión oficial.

En su discurso, el primer ministro insistió también en la "necesidad de proteger a los ciudadanos de las zonas liberadas", que en las últimas semanas se han quejado de la falta de servicios y de la proliferación de robos en viviendas abandonadas y comercios.

Ayuda humanitaria

Las agencias humanitarias están preparando ayuda y espacio para entre 250.000 y 400.000 civiles que calculan que podrían huir de la urbe por los combates.

Según la ONU, entre 750.000 y 800.000 civiles viven en los distritos occidentales de la ciudad controlados por los yihadistas.

"No sabemos qué ocurrirá durante la campaña militar, pero debemos estar preparados para todos los escenarios posibles. Decenas de miles de personas podrían salir o ser forzados a salir de la ciudad y cientos de miles podrían quedarse atrapados durante semanas o meses", dijo ayer la coordinadora humanitaria de Naciones Unidas en Irak, Lise Grande, en un comunicado.

Desde hace varios días, las fuerzas iraquíes han insistido en la cercanía del comienzo de la tercera fase de la Batalla de Mosul, después de que el Ejército lograra el pasado enero expulsar al EI de los barrios del este de la ciudad, dividida en dos por el río Tigris.