Jordania promete un castigo severo a los yihadistas por la muerte del piloto

Sayida al Rishawi. /
Sayida al Rishawi.

El régimen jordano ha matado a la terrorista iraquí sentenciada a muerte Sayida al Rishawi y a un responsable iraquí de Al-Qaida, horas después de que el Estado Islámico difundiese un vídeo que muestra cómo Muaz Kasasbeh es quemado vivo

EFEAmmán

El rey Abdalá II de Jordania ha advertido de que se dará una "dura respuesta" al grupo yihadista Estado Islámico (EI) por el asesinato del piloto jordano Muaz Kasasbeh, ha informado un comunicado de la Casa Real.

"La sangre del héroe mártir no quedará sin la respuesta severa de Jordania y de su Ejército a ese acto cobarde y criminal, porque esa organización terrorista no sólo lucha contra nosotros, sino también contra el islam y sus nobles valores", ha dicho el monarca durante un encuentro con los comandantes de las Fuerzas Armadas del país.

Abdalá II también ha señalado que "están librando una guerra sin cuartel para preservar su credo, así como los valores y principios humanos", por lo que ha insistido en que lucharán contra "esa camarilla de criminales y los golpearán en sus bastiones". Asimismo, ha elogiado el apoyo internacional recibido en este contexto en el que los países deben hacer frente al peligro del terrorismo, que "es la guerra de los mundos árabe e islámico".

El rey Abdalá II, que regresó a su país tras conocerse la muerte del piloto y para lo que suspendió la visita que realizaba a Estados Unidos, ha presidido una reunión con comandantes del Ejército jordano y jefes de los órganos de seguridad para evaluar la situación y buscar medidas contra el grupo yihadista.

Al Azhar llama a amputar de manos a los terroristas del EI

Al Azhar, una de las instituciones del islam sunita más prestigiosas, llamó el miércoles a "matar, crucificar y amputar manos y pies" a los "terroristas" del Estado Islámico (EI), tras la ejecución de un piloto jordano quemado vivo por este grupo yihadista. El EI, que actúa en Irak y en Siria, difundió el martes un vídeo sobre la presunta ejecución del piloto de guerra jordano, capturado en diciembre y quemado vivo en una jaula.

El gran imán de Al Azhar, jeque Ahmed al Tayeb, "condenó con dureza (...) este acto terrorista cobarde, que necesita el castigo previsto en el Corán para estos agresores corruptos que combaten a Dios y a su profeta: la muerte, la crucifixión o la amputación de manos y pies", según el comunicado de Al Azhar publicado el martes por la noche.

Jordania ahorcó este miércoles a dos yihadistas iraquíes, entre ellos a una mujer condenada a muerte hace años, en represalia por la ejecución del piloto.

El Gobierno jordano ha defendido una mayor participación en la lucha contra el Estado Islámico, que asesinó al piloto Muaz Kasasbeh quemándolo vivo. El Ejecutivo ha sostenido que "ese horrible crimen demuestra lo correcta que ha sido la actitud de Jordania uniéndose a esta guerra contra el terrorismo", concretamente a la alianza internacional liderada por EE UU contra el EI.

Según las Fuerzas Armadas jordanas, el militar, que había sido capturado en diciembre pasado cuando participaba en una operación de la alianza internacional contra el EI, murió asesinado el pasado 3 de enero, a pesar de que ayer fue difundido el vídeo, en el que no se habla de la fecha de su muerte.

Primeras ejecuciones de yihadistas

Las autoridades jordanas ejecutaron hoy, al alba, a la terrorista iraquí sentenciada a muerte Sayida al Rishawi y a Ziad Karbuli, un responsable de Al-Qaida, pocas horas después de que el Estado Islámico, que había pedido su liberación, mostrara un vídeo en el que quemaba vivo al piloto jordano.

Más información

Según dijeron fuentes de seguridad, junto a Al Rishawi fue ahorcado Ziad al Karbuli, antiguo ayudante del líder terrorista Abu Musab al Zarqawi, muerto en un bombardeo estadounidense en Irak en 2006.

El EI había pedido la excarcelación de Al Rishawi, condenada a muerte en Jordania, a cambio de la liberación del periodista japonés Kenji Goto, decapitado el pasado sábado, y de perdonarle la vida a Kasasbeh, ambos bajo su cautiverio.

No obstante, las negociaciones se suspendieron el jueves después de que las autoridades de Ammán solicitaran una prueba de vida de Kasasbeh como condición para liberar a Rishawi, la cual nunca fue presentada por los yihadistas y la excarcelación no se llevó a cabo.

Las fuentes de seguridad jordanas agregaron que el ahorcamiento de los dos reos se produjo en la prisión de Suwaqa, 70 kilómetros al sur de la capital.

Al Rishawi fue encarcelada en Jordania en 2005 por participar, el 9 de noviembre de ese año, en una cadena de atentados contra tres hoteles en Ammán en los que murieron 60 personas.

Según una confesión televisada de la propia Al Rishawi, que en 2007 fue condenada a morir en la horca, su marido detonó la carga que llevaba adosada al cuerpo en una sala de un hotel, pero ella fue incapaz de activar el mecanismo de su cinturón explosivo. Su liberación era una vieja exigencia yihadista.

 

Fotos

Vídeos