Muere a manos de su mujer después de que la policía le llamara “maricón” por denunciarla

Muere a manos de su mujer después de que la policía le llamara “maricón” por denunciarla

El joven, víctima de violencia de género, no solo no recibió el apoyo de los agentes, sino que estos se rieron de él por ser maltratado por una mujer

FRAN JUSTICIA

La violencia de género es un grave problema social que afecta a muchas mujeres en el mundo, pero también a algunos hombres. Chicos que reciben maltrato por parte de sus parejas, pero que en la mayoría de ocasiones callan porque creen que no van a llegar a ningún lado, ya que se convierten en víctimas de mofas y burlas por parte de otras personas.

Algo así le ha ocurrido a Alfredo Turcumán, un hombre argentino de 28 años que desde hoy se suma a la desgraciadamente larga lista de víctimas de violencia de género. El joven ha muerto tras recibir una puñalada que le provocó un corte en el ventrículo izquierdo del corazón. La misma habría sido propinada presuntamente por su esposa, Claudia Antonella Moya, quien fue detenida.

Sin embargo, esta no era la primera vez que ocurría, ya que el fallecido se había declarado víctima de malos tratos en numerables ocasiones en varias comisarías. Denuncias que no tenían efecto, puesto que no era tomado en serio, e incluso se reían de él diciéndole que era un “maricón” por ser maltratado por una mujer, según relata el medio argentino TN.

A pesar de recaer sobre ella varias denuncias por violencia de género, la mujer, con la que se había casado un año antes, insiste en que es inocente, ya que su marido “se hirió con un cuchillo mientras arreglaba la cerradura de la puerta”. Una versión poco creíble, puesto que el fallecido presentaba lesiones en el cuero cabelludo y en el rostro, así como varios rasguños en la espalda.

A raíz de este caso han sido muchas las voces que critican el hecho de que no se difundan los casos de maltrato de género que se producen de mujer a hombre. Y ustedes, ¿consideran que es necesario?