Miles de personas manifiestan en La Paz (Bolivia) contra la costosa ampliación del edificio del Gobierno

En un enfrentamiento cuerpo a cuerpo con la policía, cientos de profesores y estudiantes bolivianos han vuelto a las calles para reclamar justicia por la muerte de un estudiante el pasado 24 de mayo y  protestar por los recortes en Educación. Esta vez, se han quedado a las puertas del nuevo palacio presidencial. Han tratado de derribar las vallas de protección. Aún en construcción, las obras han supuesto un coste de más de cinco millones de euros. Está previsto que el nuevo edificio de Gobierno se inaugure a finales de mes. Cuenta con una suite presidencial privada de más de 1.000 metros cuadrados, con jacuzzi, sauna y gimnasio. La comunidad educativa y gran parte de la sociedad boliviana no entiende este enorme gasto del Gobierno de Evo Morales, mientras el presupuesto para Educación sigue sufriendo serios recortes y se habla de despilfarro.