La Iglesia Católica de Chile pide perdón por los abusos sexuales perpetrados a menores por sacerdotes católicos

Los obispos chilenos han pedido perdón este viernes el por los abusos sexuales cometidos a menores por sacerdotes y otros clérigos y se comprometieron a proporcionar más información y aumentar la cooperación con las autoridades en la investigación. Reunidos en Punta de Tralca, en las afueras de Santiago, la Conferencia Episcopal chilena reconoció que había "fracasado" en atender y apoyar a las víctimas por lo que llamaron "pecados graves e injusticias cometidas por sacerdotes". La fiscalía nacional de Chile solicitó al Gobierno que presente una solicitud formal al Vaticano para obtener información sobre nueve clérigos y trabajadores laicos que han sido acusados de abuso sexual de menores. La fiscalía ha informado en un comunicado que el fiscal nacional Jorge Abbott había pedido al canciller que promulgara tres solicitudes de asistencia judicial internacional en asuntos penales en relación con casos de la capital, Santiago, la ciudad de Valparaíso y la región sur de Araucanía. Las autoridades chilenas han investigado varias oficinas de la Iglesia Católica Romana en Chile como parte de las investigaciones sobre las acusaciones de fiscales y grupos de víctimas de que las autoridades de la Iglesia encubrieron o no investigaron adecuadamente los abusos. La oficina del fiscal dijo esta semana que estaba investigando 38 acusaciones de abuso sexual contra 73 obispos, clérigos y trabajadores laicos en la Iglesia Católica Romana, involucrando a 104 víctimas, la mayoría de las cuales eran menores de edad en el momento del presunto abuso.-Redacción-