Filipinas revive la crucifixión de Cristo

Multitud de procesiones tienen lugar en Semana Santa en muchos lugares del planeta pero quizás la tradición más extrema se da cita cada año en la localidad filipina de San Fernando de Pampanga. Como cada Viernes Santo, un grupo de penitentes han hecho turnos desde primera hora de la mañana para ensartarse en cruces con clavos de acero. Los fieles se han crucificado en público con el objetivo de recordar el sufrimiento de Cristo.