El expresidente de Perú, Alan García, se dispara en la cabeza cuando iba a ser detenido por una presunta trama de corrupción

El expresidente de Perú, Alan García, se ha disparado a sí mismo cuando la policía iba a detenerle en su domicilio en el marco de la investigación por escándalos de su presidencia relacionados con la corrupción. García se ha disparado en la cabeza y su estado es crítico. Rápidamente lo trasladaron al hospital Casimiro Ulloa de Miraflores, a tan solo 600 metros del domicilio, para ser intervenido. El expresidente peruano estuvo al frente del Ejecutivo en dos mandatos: de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011.