Trump acusa de «gritonas a sueldo» a las manifestantes durante la nominación de Kavanaugh

Una activista sujeta una pancarta de protesta contra el nominado a la Corte Suprema de EE UU, Brett Kavanaugh./Reuters
Una activista sujeta una pancarta de protesta contra el nominado a la Corte Suprema de EE UU, Brett Kavanaugh. / Reuters

El presidente de EE UU ha rematado su mensaje con la etiqueta de #alborotadoras

EPNueva York

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado este viernes de «gritonas a sueldo» a las mujeres que se manifiestan contra los abusos sexuales durante el proceso de nominación al Tribunal Supremo del juez Brett Kavanaugh, quien está siendo objeto de una investigación por agresión sexual, y al que acusan de cometer perjurio.

«Estas gritonas de los ascensores son profesionales a sueldo que solo quieren que los senadores den mala imagen», ha escrito Trump en su cuenta de Twitter en referencia a los grupos de mujeres que han acorralado en los pasillos del Congreso a los senadores favorables a Kavanaugh, como Orrin Hatch.

«¡No caigáis en la trampa! Y buscad a quienes lleven pancartas iguales, de fabricación profesional, pagadas por Soros y otros más», ha declarado Trump en referencia a George Soros, figura vilipendiada por elementos ultranacionalistas y aficionados a las teorías de la conspiración, que le consideran un titiritero de la política global.

«Estos carteles que llevan no los han hecho en el sótano desde el cariño», ha denunciado Trump, quien ha rematado su mensaje con la etiqueta de #alborotadoras, en un momento en que se cumple un año de la emergencia de otro movimiento etiquetado en la red, el #MeToo, a favor de las víctimas de acoso y violación silenciadas durante tanto tiempo, como la doctora Christine Blasey Ford, una de las acusadoras de Kavanaugh.

Apoyo incondicional

Trump reitera así su apoyo a un magistrado autoproclamado «independiente» pero que es considerado por analistas y juristas como un conservador que, en último término, podría resultar esencial para revocar Roe v. Wade, el caso del que emerge la doctrina favorable al aborto en Estados Unidos.

El Senado de Estados Unidos comenzará este viernes a debatir los términos de la sesión plenaria final, prevista para mañana, en la que se decidirá finalmente si Kavanaugh pasa a ocupar el asiento del Supremo dejado por Anthony Kennedy.

Este último magistrado se ha sumado a las voces que piden la retirada de la nominación de Kavanaugh, por considerar que el temperamental testimonio que dio la semana pasada en respuesta a las acusaciones de la doctora son excesivas para un candidato al más alto estamento judicial del país. Las manifestantes acusan a Kavanaugh de haber mentido en su declaración, plagada según ellas de inexactitudes, sobre lo ocurrido el verano de 1980, cuando Ford dijo haber sido agredida.

Fotos

Vídeos