Nueva York recuerda a las víctimas del 11-S diecisiete años después

Un oficial de policía llora frente al monumento de recuerdo a las víctimas del 11-S en Nueva York./Efe
Un oficial de policía llora frente al monumento de recuerdo a las víctimas del 11-S en Nueva York. / Efe

Los asistentes a los actos han guardado un minuto de silencio a las 8:46 horas, el momento exacto en el que el avión impactó contra la primera de las Torres Gemelas

EFENueva York

Miles de personas se reunieron hoy en las inmediaciones del World Trade Center de Nueva York para rendir tributo a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre (11-S) de 2001 en el decimoséptimo aniversario de la tragedia.

La Gran Manzana recordó el 11-S con una emotiva ceremonia en la que familiares de los fallecidos leyeron los nombres de las casi 3.000 personas que perdieron la vida en los ataques de aquel día.

A los pocos minutos de arrancar el acto, a las 8.46 hora local (12.46 GMT), los asistentes guardaron un primer minuto de silencio para recordar el momento exacto en el que el primer avión golpeó las Torres Gemelas.

En total, estaban previstas seis pausas a lo largo del acto para marcar también el choque del segundo avión en el World Trade Center, el que golpeó el Pentágono en Washington, el que se estrelló en Pensilvania y el derrumbamiento de las dos torres neoyorquinas.

Junto a las familias, numerosas autoridades estaban presentes en la ceremonia, incluidos el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

Además, pudo verse entre otros a los exalcaldes neoyorquinos Rudy Giuliani y Michael Bloomberg, o a la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, muy emocionada.

Miles de neoyorkinos han hecho un parón en sus puestos de trabajo para homenajear a las víctimas. / Efe

La ciudad, envuelta en una densa niebla, mantenía hoy las banderas a media asta y muchas iglesias hacían repicar sus campanas durante los momentos de silencio fijados en recuerdo de los ataques.

Aunque la mayor parte de los familiares que participaron en la ceremonia se limitaron a leer los nombres de las víctimas o a dedicar un breve recuerdo a sus seres queridos, uno de los primeros en subir al podio aprovechó el momento para pedir que se deje de usar la tragedia con fines políticos.

Actos en El Pentágono

MIentras tanto, en El Pétagono, en Washington, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, afirmó que «nunca» se olvidará «lo ocurrido en esa fatídica mañana» en el arranque de la jornada de conmemoraciones de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

El vicepresidente Pence, junto al secretario de Defensa, James Mattis, honraron la memoria de las cerca de tres mil personas que perdieron la vida en esos atentados en una sobria ceremonia celebrada en el Pentágono, uno de los cuatro escenarios del ataque.

«Hace 17 años EE.UU. fue atacada por 19 yihadistas (...). Hoy quiero agradecer a todos los estadounidenses que han trabajado desde entonces para reconstruir y reforzar esta nación», señaló Pence en la ceremonia, con la que se rindió homenaje a las 2.977 víctimas de los atentados.

«Nunca olvidaremos lo que ocurrió aquí en esa fatídica mañana», recalcó Pence en una ceremonia en el Pentágono, donde uno de los aviones impactó contra la sede del Departamento de Defensa en Arlington (Virginia) y dejó 184 muertos.

El vicepresidente remarcó que pese al dolor, fueron «los actos de valentía que se vivieron» los que definieron la jornada.

También presente en la ceremonia, el secretario de Defensa, James Mattis, que acaba de volver de un viaje sorpresa a Afganistán, donde las tropas estadounidenses combaten desde hace 17 años, precisamente a raíz del histórico ataque, reconoció el esfuerzo de quienes pese al peligro se apresuraron a socorrer a las víctimas.

Acto de homenaje en El Pentágono presidido por el vicepresidente Pence.
Acto de homenaje en El Pentágono presidido por el vicepresidente Pence. / Reuters

«Aunque el mal nos visitó en una mañana clara de martes, el valor y la fuerza respondieron entre el fuego y el humo en la ciudad de Nueva York, en una pradera de Pensilvania y en este mismo edificio, cuando personas inocentes de 91 países fueron asesinados en nuestro territorio», valoró Mattis.

La ceremonia en el Pentágono comenzó al despuntar el alba, con el despliegue de la bandera en la fachada oriental del edificio, aquella que fue impactada por el vuelo 77 de American Airlines, secuestrado por cinco terroristas de Al Qaeda.

A lo largo de la mañana, los homenajes se fueron sucediendo, al son de una banda militar, hasta alcanzar su punto álgido con la lectura de los nombres de las 184 víctimas que perdieron la vida en la sede del Departamento de Defensa

«Si les recordamos y les honramos viviendo como ellos hubieran querido que viviéramos, si nosotros en el Departamento de Defensa hacemos todo lo que esté en nuestra mano para mantener la promesa de EE.UU. al mundo, entonces, estaremos manteniendo nuestra promesa hecha a ellos, a nosotros mismos y a las futuras generaciones», concluyó Mattis.

Por su lado, el presidente Donald Trump participará junto con la primera dama, Melania, en un acto en Shanksville (Pensilvania), donde se estrelló el vuelo 93 de United, secuestrado por los terroristas, con 40 personas a bordo.

Más información:

Fotos

Vídeos