El sospechoso de provocar el incendio en Kyoto lo habría hecho por un presunto plagio

Incendio provocado en un estudio de anime de Japón./Reuters
Incendio provocado en un estudio de anime de Japón. / Reuters

«Era como mirar el infierno», ha afirmado una testigo

REUTERS/EUROPA PRESSKioto

El sospechoso de haber provocado este jueves un incendio en un estudio de anime en la localidad de Kioto, donde han fallecido 33 personas, habría planeado, por presunto plagio, la que ha resultado ser la mayor matanza de las últimas dos décadas en el país.

Según ha explicado una testigo, el hombre, de 41 años de edad, parecía «enfadado y gritó algo sobre cómo le habían plagiado». A continuación se dispuso a verter en el interior del edificio un líquido inflamable que se cree que sería gasolina.

El hombre, que permanece herido en el hospital bajo custodia policial, gritó «¡Morid!» antes de rociar la sede del estudio Kyoto Animation, en cuya entrada pudieron apreciarse cinco cuchillos alargados colocados en el suelo, según han mostrado imágenes de la televisión local.

En el momento del incendio,se encontraban 73 empleados en el interior del inmueble, según la Policía. Las autoridades han confirmado el balance de 33 muertos y 36 heridos rescatados con vida por los servicios de emergencia y los bomberos, que han tardado casi cinco horas en apagar las llamas.

«Como mirar el infierno»

«Era como mirar el infierno», ha afirmado una mujer testigo del suceso. «Estos jóvenes tenían la edad de mis nietos. Si mis nietos murieran en unas circunstancias similares, no querría seguir viviendo», ha añadido Sachiko Konishi, de 78 años.

«Una persona ha saltado desde el segundo piso, tratando de escapar desesperadamente del edificio, pero no hemos podido ayudarla debido a la intensidad del incendio», ha relatado una mujer en el periódico Asahi Shimbun.

Varias personas se han acercado hasta el lugar de los hechos este viernes para depositar flores en memoria de las víctimas.

Más información