Indonesia rebaja a 426 el número de muertos por el tsunami del sábado 22

Desplazados por el tsunami descansan en un centro de evacuación en Labuan./EFE
Desplazados por el tsunami descansan en un centro de evacuación en Labuan. / EFE

Se están investigando extorsiones a los familiares de las víctimas que, en algunos casos, han tenido que pagar hasta 3,9 millones de rupias (234 euros) para poder llevarse el cadáver

EFEBangkok (Indonesia)

Las autoridades de Indonesia han rebajado este viernes el número de muertos por el tsunami en el estrecho de Sonda, que separa las islas de Java y Sumatra, a 426, cuatro menos que la cifra anterior. Han dejado en 23 los desaparecidos, han aumentado los heridos a 7.202 y los desplazados a 40.386.

«Teníamos 426 muertos a las 13.00 hora local», ha declarado el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, en rueda de prensa en Yakarta, según el medio Detik.

El funcionario ha explicado que la reducción de cuatro en el número total de víctimas mortales se debe a que había nombres duplicados en el distrito de Pandeglang, la zona más afectada, y Serang, la capital de la provincia de Banten.

De los 426 muertos, 288 corresponden a Pandeglang, un distrito de unos 1,38 millones de habitantes situado en la provincia de Banten y que ha sido el que más ha sufrido debido a su extenso litoral.

La lista de daños de la BNPB contiene 1.296 casas, 78 hoteles y posadas, 434 embarcaciones, 69 vehículos y 28 motos

Sutopo no ha descartado que los datos aumenten en los próximos días a medida que reciban más información.

Las operaciones de rescate y asistencia a las víctimas prosigue mientras la actividad del volcán Anak Krakatau, la presunta causante del tsunami del sábado 22, no ha descendido.

La agencia de vulcanología del país (PVMBG) elevó el jueves el nivel de alerta del 2 al 3, en una escala de 4, con lo que amplió a cinco kilómetros el radio de exclusión en torno al volcán y recomendó a los habitantes a ambos lados del estrecho de Sonda que mantengan una distancia del mar de entre medio y un kilómetro, como medida preventiva si ocurre otro tsunami.

Extorsiones a los familiares de las víctimas

La Policía de Indonesia investiga este viernes las denuncias de que en al menos un hospital se ha extorsionado a los familiares de las 430 personas que murieron en el tsunami del 22 de diciembre en el estrecho de Sonda, que separa las islas de Java y Sumatra.

El presidente de la oenegé Indonesia Police Watch (IPW), Neta S. Pane, ha reclamado a la policía nacional y provincial que actúen «rápidamente» para detener a los culpables antes de que eliminen las pruebas y evitar que los que han perdido seres queridos en la catástrofe tengan que sufrir dos veces.

Según las denuncias, en el Hospital Drajat Prawiranegara (RSDP), situado en Serang, la capital de la provincia de Banten, algunos familiares de muertos en el tsunami han tenido que pagar hasta 3,9 millones de rupias (234 euros) para poder llevarse el cadáver.

Neta ha reclamado no solo que se recupere el dinero extorsionado sino que además las autoridades publiquen los nombres de los centros sanitarios donde se ha cometido esta «salvajada».

La regente de Serang, Tatu Chasanah, ha desmentido la existencia de estos cobros y ha explicado que ni las autoridades locales ni el hospital RSDP se ocupan en estos momentos del traslado de cadáveres a sus ciudades natales porque todas las ambulancias disponibles están dedicadas a atender a los supervivientes.

Todos los servicios de salud a las víctimas del tsunami se ofrecen de manera gratuita, ha añadido Tatu.

 

Fotos

Vídeos