Tres condenados a muerte por el atentado suicida en la plaza de Tiananmen

Imagen de la plaza de Tiananmen tras el atentado. /
Imagen de la plaza de Tiananmen tras el atentado.

Una cuarta persona ha sido condenada a cadena perpetua y otras cuatro han recibido sentencias de entre cinco y 20 años de cárcel

REUTERS / EPPEKÍN

Un tribunal chino ha condenado este lunes a muerte a tres personas por su papel en el atentado suicida ejecutado en octubre de 2013 en la plaza de Tiananmen, en Pekín, según ha informado la cadena de televisión estatal china, CCTV.

Asimismo, una cuarta persona ha sido condenada a cadena perpetua y otras cuatro han recibido sentencias de entre cinco y 20 años de cárcel. El atentado se saldó con dos muertos y 40 heridos después de que un coche se empotrara contra un grupo de personas y posteriormente se incendiara.

El 'jeep' se estrelló contra un guardarraíl del puente Jinshui, que atraviesa el foso de la Ciudad Prohibida, y arrolló a varias personas. Posteriormente, los tres ocupantes rociaron con gasolina el interior del vehículo, que se incendió.

Escenario de movilizaciones políticas

La plaza de Tiananmen está sometida permanentemente a fuertes medidas de seguridad a causa de su proximidad al Zhongnanhai (el complejo de edificios que alberga las sedes centrales del Partido Comunista del Gobierno) y de la presencia del Gran Salón del Pueblo, desde el que se domina la plaza, y del mausoleo de Mao.

El lugar ha sido escenario de importantísimos actos de exaltación del régimen, pero también de numerosas movilizaciones políticas de oposición, entre ellas la gran manifestación y la posterior matanza de 1989.

Tras el atentado, el Congreso Mundial Uigur, con sede en Alemania, reclamó la autoría del ataque, que describió como un acto de protesta. Los uigures denuncian que el Gobierno de Pekín ha intentado sofocar sus aspiraciones colonizando la región autónoma con los han, la etnia mayoritaria a nivel nacional, lo que en 2009 desembocó en duros enfrentamientos que dejaron unos 200 muertos.