Liberada 32 años después una mujer argentina víctima de trata

Imagen de la mujer y el hijo tras ser rescatados./Gendarmería Nacional Argentina
Imagen de la mujer y el hijo tras ser rescatados. / Gendarmería Nacional Argentina

Tenía 13 años cuando viajó engañada a Bolivia, donde desapareció, y ha sido rescatada por la policía junto a su hijo

MARCELA VALENTECorresponsal. Buenos Aires

Una mujer argentina que estaba cautiva desde hacía casi 32 años fue hallada el pasado fin de semana en Bolivia, con 45 años de edad y un hijo de nueve. La muchacha fue tentada con un viaje de trabajo cuando tenía 13 años pero luego resultó víctima de explotación sexual y laboral durante décadas, hasta su liberación en vísperas de Navidad, cuando pudo al fin reencontrarse con su familia.

La historia comenzó en 1987. La familia vivía en la ciudad balnearia de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, a unos 400 kilómetros al sur de la capital argentina. Una hermana mayor de la víctima era pareja de un hombre boliviano, de 50 años, que les ofreció a ambas un viaje de trabajo y un buen futuro. La travesía idílica concluyó abruptamente a poco de llegar a Bolivia. El hombre las obligaba a trabajar en el bar de una hermana como «acompañantes», un eufemismo que alude a quienes brindan servicios sexuales. La mayor, que había llevado con ella a un hijo de muy corta edad, consiguió escapar a los tres meses pero no pudo ayudar ni a su hijo ni a su hermana. Tampoco supo explicar dónde estaban exactamente. Desde entonces, su familia los buscaba.

La investigación se activó en 2014 con la intervención de la recién creada Fiscalía de Trata y Explotación de Personas. Ese mismo año una denuncia anónima permitió conocer que la mujer vivía en la localidad boliviana de Bermejo. Pero el rastro se perdió otra vez. En 2015 y 2016 Interpol informó a la Policía Federal Argentina que no había novedades sobre el paradero. Solo a finales de 2017 se supo que la mujer trabajaba en el Mercado Central de Bermejo y que tenía un hijo pequeño. El pasado mes de noviembre las fuerzas de seguridad de ambos países confirmaron que se trataba de ella (su nombre es resguardado por las autoridades). La Policía Nacional de Bolivia tenía su nombre, número de identidad y partida de nacimiento, pero nadie podía asegurar cuál era su fisonomía actual.

'Caso Marita Verón'

La víctima vivía en un garaje situado en el extremo de una finca. En el terreno había también una casa donde residía una mujer mayor que los mantenía, a la madre y al niño, encerrados toda la noche con candados. Según la policía, la víctima les dijo que quería volver a Argentina pero que su patrona le retenía los documentos. La mujer tiene hoy un peso que es 20 kilos menor a lo correspondiente a su edad y complexión. Al menos por el momento no se ha informado si ofreció a la policía datos sobre el destino de su sobrino

La desaparición de personas víctimas de trata es un fenómeno frecuente en Argentina. El reclutamiento se produce sobre todo en la región noroeste -lindante con Bolivia- y noreste -cerca de Paraguay-. Las principales víctimas son mujeres menores o jóvenes. En 2008 el Congreso sancionó una ley para prevenir y castigar este delito y creó un programa de atención a las víctimas. Fue a raíz del sonado 'caso Marita Verón'. La muchacha de 23 años vivía en la provincia de Tucumán junto a sus padres y una hija de tres años. Un día de 2002 salió sola para ir al médico y no volvió. Su madre, Susana Trimarco, recorrió cielo y tierra para encontrarla mientras criaba a su nieta. En ese proceso creó la Fundación María de los Ángeles para erradicar la trata de personas.

 

Fotos

Vídeos