Bolsonaro se escuda en su salud para evitar un debate electoral con Haddad

Un joven protesta con una pancarta en la que se lee 'Bolsonaro basura'./EFE
Un joven protesta con una pancarta en la que se lee 'Bolsonaro basura'. / EFE

El ultraderechista esquiva a su rival y deja a Brasil por primera vez en casi tres décadas sin un cara a cara entre sus candidatos a la presidencia

MARCELA VALENTEBuenos Aires

Excusándose en razones de salud, el favorito de las presidenciales de este domingo en Brasil, Jair Bolsonaro, declinó comparecer en el tradicional debate televisivo de las vísperas con su rival Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT). Como consecuencia de su polémica deserción, por primera vez en casi 30 años no habrá cara a cara entre los candidatos que disputan la segunda vuelta.

La Rede Globo tenía previsto el debate para el viernes 26, dos días antes de la cita con las urnas. No obstante, amparándose en las secuelas del atentado que sufrió el 6 de setiembre cuando un agresor le clavó un puñal, Bolsonaro se excusó. El canal explicó que de acuerdo a las reglas pactadas de antemano por los asesores de los participantes el cara a cara no debe ser reemplazado por entrevistas, así que se canceló.

Haddad había ofrecido trasladarse a casa de Bolsonaro para realizar allí el debate, sentados y sin asesores. Los médicos habían informado la semana pasada que ya no estaba impedido de participar en la discusión y que dependía de su voluntad. Pero el equipo de campaña resolvió que el ultraderechista no asistirá. Argumentaron que «enfrenta limitaciones» en virtud de la bolsa de colostomía que carga desde que fue intervenido en el abdomen. «No tiene control intestinal, sus descargas pueden ser rápidas e inesperadas y llevar a una rotura de la bolsa, lo que le generaría incomodidad y vergüenza», detallaron.

También explicaron que el candidato «debe evitar realizar esfuerzos físicos, estrés excesivo o permanecer mucho tiempo de pie». «Por esos motivos no podrá comparecer en el debate», concluyeron. No obstante, Bolsonaro sí graba mensajes y da entrevistas, algunas muy condicionadas. Ayer la Radio Guaíba de Porto Alegre, perteneciente al grupo TV Record -del obispo Edir Macedo, fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios- habló con el candidato en el programa 'Buen Día'. Los oyentes se sorprendieron pues sólo el presentador hacía las preguntas y no otros columnistas que suelen participar.

«Me voy del programa»

Al finalizar la entrevista, uno de esos columnistas, Juremir Machado, explicó que debió permanecer callado pues Bolsonaro puso como condición que sólo el conductor le hiciera preguntas. «Yo lo encontré humillante y por eso me voy del programa. Fue un placer trabajar aquí 10 años», dijo al aire Machado y abandonó el estudio. El obispo Macedo, dueño del medio, ya anunció que votaría al ultraderechista.

El Sindicato de Periodistas de Sao Paulo advirtió también que un grupo de afiliados que trabajan en la TV Record denunciaron que están siendo asediados para publicar materiales que beneficien a Bolsonaro o que perjudiquen a su rival.

Entretanto, Haddad procura sumar socios para revertir la tendencia. Marina Silva ya anunció su «apoyo crítico» y son febriles las gestiones del abanderado del PT para lograr el explícito respaldo del expresidente Fernando Henrique Cardoso y del candidato desarrollista que salió tercero en la primera vuelta electoral, Ciro Gomes.

Temas

Brasil

Fotos

Vídeos