La Haya se declara competente para examinar el litigio entre Bolivia y Chile sobre el mar

Evo Morales./
Evo Morales.

La corte sostiene que "tiene competencia sobre la base del artículo 31 del Pacto de Bogotá para entender la solicitud presentada aunque el proceso podría prolongarse durante meses e incluso años

COLPISA / AFPla haya

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) se ha declarado competente para examinar la demanda de Bolivia contra Chile para recuperar una salida soberana al mar, perdida tras una guerra a finales del siglo XIX.

"La Corte considera que el caso en disputa no ha sido resuelto ni tampoco está bajo la jurisdicción de acuerdos o tratados en vigor", ha señalado el presidente del organismo con sede en La Haya, Ronny Abraham.

La corte rechazó por 14 votos contra dos la objeción preliminar sobre la competencia de la corte, que había sido presentada por Chile, afirmando el tribunal tiene competencia en el diferendo, en base al Pacto de Bogotá.

La corte sostiene que "tiene competencia sobre la base del artículo 31 del Pacto de Bogotá para entender la solicitud presentada por el Estado plurinacional de Bolivia".

La decisión de los 16 jueces, de los cuales uno sólo es latinoamericano, el brasileño Antônio Cançado Trindade, sólo constituye una etapa más en este proceso. El examen de la demanda podría tardar varios meses o incluso años.

Tras conocer el fallo, Evo Morales ha instado al diálogo con Chile. "Somos un país de paz, somos un estado de diálogo y por eso quiero convocar al gobierno de Chile a acompañar este proceso mediante el diálogo", ha dicho Morales.

Por su parte, la presidenta chilena Michelle Bachelet ha destacado que lo que decidió el tribunal es si la corte es apta para conocer el reclamo, pero que no hay una decisión sobre el fondo. "Bolivia no ha ganado nada", ha afirmado Bachelet, quien destaca que "este pronunciamiento no afecta en nada nuestra integridad territorial".

Bolivia uno de los países más pobres de Sudamérica, perdió su acceso al mar en la Guerra del Pacífico hace más de 130 años. La Paz, que acudió a la más alta instancia judicial de Naciones Unidas en 2013, considera que en las últimas décadas hubo ofrecimientos y hasta negociaciones truncas con Santiago para la recuperación del acceso al mar.

Tras conocer el fallo, el expresidente boliviano, Eduardo Rodríguez Veltzé, que representa a su país en la corte, celebró la decisión. "Esta decisión confirma el espíritu de esos tratados y convenios que cedieron los estados para resolver de manera pacífica sus controversias, sin amenazas, sin el uso de la fuerza, sin coacción de naturaleza alguna", señaló.

El representante chileno en la corte, Felipe Bulnes, recordó tras la decisión que la corte no discute un "eventual derecho de Bolivia a una salida soberana", sino la existencia de una obligación de negociar o de no negociar sin que se pueda pronunciar la corte respecto a su contenido.

Para Santiago, el tema está sellado en 1904 con un tratado firmado tras la guerra que enfrentó a fines del siglo XIX a Chile contra Perú y Bolivia, y donde este último perdió territorio y su único acceso al mar, pero para la Corte "las disposiciones relevantes del Tratado de paz de 1904 no abordan, ni explícita ni implícitamente, la cuestión de si Chile tiene la obligación de negociar un acceso soberano al Océano Pacífico de Bolivia".

En 1978 los dos países rompieron relaciones bilaterales cuando los entonces jefes de Estado, los dictadores Hugo Banzer y Augusto Pinochet negociaron para resolver el histórico diferendo, sin éxito.