Niños que se juegan la vida para ir al colegio

Niños que se juegan la vida para ir al colegio

La galería fotográfica recoge lel riesgo que muchos deben correr: puentes colgantes, tirolinas o barcas improvisadas

IDEAL GENTE

Para muchos niños, ir al colegio es un suplicio diario del que intentan escaquearse de cualquier modo. Sin embargo, en muchas partes del mundo, miles de menores se juegan la vida cada día solamente para acudir a la escuela a recibir sus clases.

La galería fotográfica adjunta repasa esta dura realidad en diferentes partes del planeta, mostrando las difíciles circunstancias en las que los pequeños van cada día al colegio:

El puente colgante de Leback, Indonesia:

Un puente colgante en pésimas condiciones separa a los jóvenes de un caudaloso río y les permite cruzar al otro lado para ir al colegio. Al enterarse de ésto, la empresa PT Krakatau Steel comenzó la construcción de un nuevo puente, para evitar que los niños se jugaran la vida a diario.

Rizal, Filipinas:

Sobre un 'donut' inflable, unos menores de Filipinas cruzan cada día un río para ir al colegio. El riesgo de caer al agua es grande, por lo que los jóvenes se aferran con fuerza a su precario medio de transporte.

Internado de Pili, China:

Considerado como uno de los caminos más peligrosos del mundo, los jóvenes de Pili (China) deben recorrer cuatro veces al año (ida y vuelta en verano e invierno) un camino de 120 kilómetros andando por las pedregosas montañas del lugar.

Escuela femenina de Sri Lanka:

Un sencillo tablón de madera es lo único que separa a las jóvenes estudiantes de Sri Lanka de caer al vacío. Cada día deben jugarse la vida al cruzar dos grandes estructuras de piedra con un gran hueco entre sí.

Tirolina sobre Río Negro, Colombia:

Niños de todas las edades cargan con los materiales escolares y se juegan la vida cruzando la selva de un lado a otro por los aires en Río Negro (Colombia). Ellos parecen ni inmutarse y es que suponemos que han crecido conociendo únicamente esta realidad tremendamente peligrosa.

Viaje en carre en Dehli, India:

Los estudiantes de este colegio de Dehli (India) deben acudir cada día a la escuela montados en un carro tirado por animales de carga que va a rebosar de jóvenes.

Himalaya, India:

Las duras nevadas características del Himalaya, en la India, son el riesgo que se ven obligados a afrontar los jóvenes cuya escuela se encuentra en Zanskar, un pequeño distrito de Kargit.

Cilangkap, Indonesia:

Subidas a una balsa de bambú, varias chicas, ataviadas con el uniforme del centro escolar, tienen que mantener el equilibrio si no quieren caer al agua de la localidad indonesia de Cilangkap.

Zhang Kiawan Village, China:

Sin ningún tipo de protección, los menores de esta localidad se ven obligados a subir por escaleras de vértigo un enorme macizo rocoso que les separa de su escuela.

Puente improvisado en la India:

En la India, muchos niños deben escalar por los restos de un puente para acudir al colegio y más tarde para regresar a sus casas. El puente atraviesa un río negro con algunas superficies de tierra en las que van haciendo descansos.