EE UU y Holanda abogan por nuevas sanciones contra Rusia

Un soldado separatista permanece en un puesto de control. /
Un soldado separatista permanece en un puesto de control.

Obama y Rutte dicen que "las pruebas apuntan a que Moscú sigue armando a los separatistas"

EUROPA PRESS WASHINGTON

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha mantenido este jueves una conversación telefónica con el primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, en la que ambos líderes se han mostrado de acuerdo en la necesidad de imponer más sanciones a Rusia por su papel en la crisis en Ucrania.

En base al comunicado publicado por la Casa Blanca tras la conversación, Obama y Rutte han indicado que Moscú no ha dado los pasos necesarios para rebajar la tensión en el este de Ucrania. "Ambos han afirmado que las pruebas apuntan a que Rusia sigue armando a los separatistas que continúan llevando a cabo actos mortales de agresión contra las fuerzas armadas ucranianas", ha agregado la Casa Blanca.

Por ello, Obama y Rutte se han mostrado de acuerdo en que "no se debe permitir que Rusia desestabilice la situación en Ucrania sin sufrir costes", por lo que han abogado por la introducción de nuevas sanciones contra el gigante euroasiático.

El presidente estadounidense y el primer ministro neerlandés afirmaron el martes durante una conversación que Rusia debía hacer frente a nuevos costes en caso de que mantenga su apoyo a los separatistas del este de Ucrania. Ambos líderes han hablado en varias ocasiones desde el siniestro del vuelo MH17 de Malaysia Airlines en el este de Ucrania, que se saldó con la muerte de 298 personas, entre ellos 193 neerlandeses.

El Ejecutivo ucraniano ha culpado a los separatistas prorrusos de haber derribado el avión con un misil-tierra aire. Por su parte, el primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexander Borodai, ha dicho que la caída de la aeronave se debió a una acción de la Fuerza Aérea ucraniana.

"Respuesta adecuada"

La nueva ronda de sanciones anunciadas por el Gobierno canadiense contra Rusia recibirán una "respuesta adecuada", ha declarado hoy el jefe del Departamento de Derechos Humanos de la cancillería rusa, Konstantín Dolgov. "La adopción de estas medidas, más aún bajo pretextos inventados, no quedará sin una respuesta adecuada de nuestra parte", ha dicho Dolgov en declaraciones a la agencia Interfax.

El diplomático ruso ha calificado las sanciones canadienses de "paso inamistoso y contraproducente". "Nuestra posición frente a las medidas restrictivas unilaterales y, por tanto ilegales, contra Rusia es invariable: no ayudan a resolver problemas, sólo los agravan", ha recalcado.