Filial

El Recreativo celebra su primera victoria en liga

Rubén Sánchez fue el protagonista del encuentro gracias a sus dos goles. //PV/GCF
Rubén Sánchez fue el protagonista del encuentro gracias a sus dos goles. / /PV/GCF

Un doblete de Rubén Sánchez le sirve al filial rojiblanco para derrotar a un combativo Villarrobledo

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

A la cuarta fue la vencida. El Recreativo Granada se quitó un gran peso de encima al imponerse por 2-1 a un rival directo por la permanencia como es el Villarrobledo y abrochar así su primer triunfo del presente curso. Los pupilos de David Tenorio llevan el sufrimiento en los genes y, pese al mazazo que supuso recibir el gol del empate en el minuto 82, no bajaron los brazos y fueron capaces de construir una excelente jugada que Rubén Sánchez –en estado de gracia– convirtió en el tanto de la victoria rojiblanca.

Con la presencia de Gonçalo Tavares como principal novedad en el once inicial, el Recreativo inició el duelo intentando hacer daño a su rival, pero muy impreciso a la hora de definir. Lo intentó el equipo granadino por las dos bandas con un Caio Emerson muy participativo, pero las jugadas de peligro fueron escasas. Que a la media hora de partido la única ocasión clara hubiese sido un disparo cruzado del visitante Teo Tirado que salió fuera por poco, también estuvo motivado por la buena primera mitad que completaron Perona y Manolo Molina, los dos centrales del equipo castellano-manchego.

No obstante, el equipo granadino tuvo mucha posesión de balón y sí que consiguió tener una buena oportunidad para adelantarse en el marcador antes de llegar al intermedio. Fue Rui Pedro el que aprovechó un centro raso de Alberto López para controlar el balón en el interior del área, cruzarlo al palo contrario de Salcedo y obligar al guardameta a realizar una formidable estirada para tocar el balón con la yema de los dedos y evitar que el esférico se alojase en su portería. Recuerda el atacante portugués a Raúl González porque no es un futbolista que entre mucho en contacto con el balón, pero cuando interviene cerca del área rival y tiene ocasión de rematar sus acciones siempre suelen transmitir sensación de peligro.

El Recreativo salió bastante mejor en la segunda mitad, en la que apretó mucho a un Villarrobledo que se vio obligado a recular. Isi y Yael controlaban bien los tiempos en el centro del campo y Rubén Sánchez casi adelanta a los de David Tenorio con un remate de cabeza que salió fuera por muy poco (m.53). Su suerte cambiaría minutos más tarde pero antes su homologo en el Villarrobledo, otro punta cuyo nombre futbolístico también es Rubén Sánchez, estuvo cerca de batir a Unai al rematar un servicio desde la derecha que el cancerbero rojiblanco prácticamente se encontró en las manos al hallarse bien colocado. La respuesta del filial a esta buena ocasión fue un lanzamiento de falta desde el costado izquierdo que Rubén Sánchez, el rojiblanco, esta vez sí que cabeceó al fondo de las mallas (1-0).

El Villarrobledo se volcó en busca del empate y lo consiguió en el 82, al aprovechar Agus Alonso un balón sin dueño en el área tras un lanzamiento de falta. Sin embargo, el Recreativo no se rindió pese al golpe y en la última acción de peligro del encuentro Tavares condujo bien un contragolpe en el que le dio un pase de la muerte a Rubén Sánchez, que la rompió en el minuto 87, enviando el balón al fondo de la red. Desde entonces el Recreativo se vio obligado a defender el resultado y esta vez sí que hubo final feliz para un filial granadino muy necesitado de alegrías.

FICHA TÉCNICA

Recreativo Granada: Unai, Tavares, Héctor, Fran Serrano, Alberto López, Yael, Isi, Caio (Viedma, m.63), Rui Pedro (Montoro, m.81), Mario (Echu, m.67) y Rubén Sánchez.

Villarrobledo: Salcedo, Pablo, Perona, Montero, Nacho Huertas, Iñaki, Lozano (Rubén Sánchez, m.57), Manolo Molina, José Carlos, Teo Tirado (Agus Alonso, m.69) y Pekes.

Goles: 1-0, m.72: Rubén Sánchez; 1-1, m.82: Agus; 2-1, m.87: Rubén Sánchez.

Árbitro: Lax Franco (colegio murciano). Amonestó al local Unai así como a los visitantes Manolo Molina, Rubén Sánchez, José Carlos y Pekes.

Incidencias: Partido de liga disputado en la Ciudad Deportiva del Granada ante algo más de 300 espectadores.