Celta - Granada

Yangel Herrera limpió las telarañas de la escuadra para hacer el segundo

Yangel celebra junto a sus compañeros su gol. /EFE
Yangel celebra junto a sus compañeros su gol. / EFE

El centrocampista venezolano dejó sin reacción a Rubén Blanco con un zapatazo bárbaro desde la frontal del área

José Ignacio Cejudo
JOSÉ IGNACIO CEJUDOGranada

Yangel Herrera hurgó en la herida del Celta a lo bestia con un tremendo zapatazo desde la frontal del área a la vuelta del descanso. El venezolano recibió en una pared sencilla con Montoro, fruto de la superioridad numérica, y batió a un Rubén Blanco que ni la vio venir con un fantástico golpeo hacia la misma escuadra. Supone su estreno goleador en Primera.

Herrera, que encadenó su segunda titularidad consecutiva tras haberse desempañado por primera vez en el RCDE Stadium, dejó el encuentro prácticamente sentenciado con un gol para guardarlo. Volvió a acompañar a Montoro en la medular, con Gonalons ya en el banquillo, y se sintió mucho más cómodo tras las expulsiones de Jorge Sáenz y sobre todo Fran Beltrán.