Barcelona

Búsqueda de la perfección

Antoine Griezmann, uno de los fichajes estrella del Barcelona para esta temporada. /E. P.
Antoine Griezmann, uno de los fichajes estrella del Barcelona para esta temporada. / E. P.

El Barcelona ha ganado ocho de los últimos once campeonatos ligueros y esta temporada vuelve a fijarse como meta reinar en todas las competiciones en las que va a intervenir. Su afición le exige también ilusionar con su juego

JULIO PIÑEROGranada

El Barcelona aspira a lo máximo cada temporada. Su intención siempre se enfoca a ser el mejor en todas las competiciones en las que toma parte. No ganar cualquiera de ellas casi se considera un fiasco porque su ambición es extrema y quiere reinar en todas. Es de los clubes más grandes a nivel mundial y en la competición nacional pretende ser el más fuerte. Ha logrado imponerse en ocho de los últimos once campeonatos de Liga, pero aun así, su afición no se siente satisfecha del todo. En Europa también quiere reinar, pero en las dos últimas temporadas ha caído de manera inesperada antes de tiempo.

Por ese motivo hubo dudas al final de la pasada campaña sobre la continuidad de Ernesto Valverde en el banquillo. Una parte de la afición se sentía decepcionada por lo ocurrido en la competición continental y pedía un cambio de rumbo en la dirección del banquillo. No siempre gustó el estilo de juego que impuso el técnico azulgrana, y si a eso se acompaña la decepción europea, el debate estaba servido. Pese a todo, la directiva decidió darle continuidad un año más y va a cumplir su tercera temporada consecutiva.

Su dominio en la pasada Liga fue casi de principio a fin. Sólo el Atlético de Madrid le presionó un poco al no distanciarse en exceso en la puntuación, pero aún así ya se percibió a mitad de temporada que iba a ser muy complicado que la entidad culé no añadiera un título más a sus vitrinas. Contabilizó sólo tres derrotas en las 38 jornadas que disputó. Fue el máximo realizador, al anotar 90 goles, lo que supone más de dos por partido. No pudo añadir la Copa del Rey, que acabó por conquistar el Valencia.

La última hora de Granada

Un año más los objetivos se dirigen a mandar en todas las competiciones en las que va a participar. No sólo se le exigen títulos, también ser fiel a un estilo que implica llevar la iniciativa en los partidos y someter al rival. El Barcelona busca mandar también en la posesión como forma de vida. Sus jugadores cuentan con mucha calidad técnica y se entrenan para eso. Debe procurar que el balón esté poco tiempo en las botas del contrario. Así evita que le lleguen con peligro a su portería.

No fue necesario hacer una revolución de cara a esta temporada. El objetivo fue recuperar a Neymar, pero al final no hubo entendimiento con el París Saint-Germain tras todo un verano de negociación. Sí pudo hacerse con los servicios de Antoine Griezmann después de abonar su cláusula, no sin polémica con el Atlético de Madrid que exigía más dinero, al entender que el jugador llevaba mucho más tiempo negociando con el club azulgrana.

Perla holandesa

También pudo comprar a una perla holandesa. Frenkie De Jong se incorporó para reforzar el centro del campo tras abonar el Barcelona 75 millones más once en variables. Un jugador con talento y muy del gusto del aficionado culé, que aspira a convertirse en un ídolo. Debe ser el cerebro en la medular. Va a moverse en una zona en la que hay mucha competencia. Para jugar ahí están Aleñá, Arthur, Rakitic, Arturo Vidal o Sergi Roberto, pero en principio parte con ventaja. Ya tuvo que salir Rafinha, con destino al Celta, al darse cuenta que apenas iba a tener posibilidades de jugar. Causó baja igualmente André Gomes.

El hecho de que hayan llegado pocos refuerzos no es un problema para este club. Su cantera produce nuevos valores cada año. El último en irrumpir con fuerza es Ansu Fati. Se incorporó al equipo alevín del Barcelona con solo nueve años y su progresión ha sido constante. Valverde le ha dado sitio en las primeras jornadas para cubrir las bajas en ataque y su respuesta ha deslumbrado a todos. Con solo 16 años ha marcado dos goles en cuatro partidos y hasta fue titular en la pasada jornada. Nada parece asustarle y está dispuesto a discutirles el puesto a jugadores más consagrados en la plantilla.