La crónica

El Granada gana al Barcelona y se coloca líder de Primera

El Granada gana al Barcelona y se coloca líder de Primera

El equipo rojiblanco somete al conjunto azulgrana con un tempranero gol de Azeez y un penalti transformado por Vadillo

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

Puede que con el paso de los años usted, querido lector, sienta la necesidad de contarle a sus hijos o a sus nietos que la noche en la que el Granada le ganó por 2-0 al FC Barcelona y se aupó al liderato de la Primera división española usted estaba allí. En las gradas de Los Cármenes, en la soledad del hogar o en su lugar de trabajo celebrando los goles de Azeez y Álvaro Vadillo como si se le fuera la vida en ello. El granadinismo disfrutó del 21 de septiembre del 2019 al ver cómo su equipo obligaba al poderoso Barça a hincar la rodilla en el Nuevo Los Cármenes y se marchaba a la cama como líder provisional de la categoría. A Diego Martínez se le empieza a poner cara de 'Cholo' Simeone y su Granada no solo tiene enamorada a su afición sino que en estos momentos ocupa la mejor posición que cualquier equipo puede ocupar en la liga española.

No pudo empezar mejor el partido para los intereses rojiblancos. Antes de que el marcador alcanzase el minuto dos Soldado robó un balón en campo contrario, abrió para Puertas que entró como un cohete por la banda derecha y puso un balón picadito al segundo palo para que Azeez, con la cabeza, empujara el balón a gol (1-0). El Barça, con la presión de ir por debajo en el marcador y de llevar cinco meses sin ganar a domicilio, se hizo con el control del balón. El equipo azulgrana tocaba y tocaba pero fue nuevamente Antonio Puertas el que estuvo cerca de encender la mecha con un disparo desde la frontal del área que se encontró con una mano salvadora de Ter Stegen (m.13).

Siguió teniendo la posesión el equipo de Ernesto Valverde, pero al Granada no le faltó intensidad en ningún momento y los componentes del trivote elegido por Diego Martínez (Montoro, Azeez y Yangel Herrera) se multiplicaron para evitar complicaciones a una zaga que estuvo muy segura, pero en la que el debutante Carlos Neva sufrió lo suyo porque su carril fue el más buscado por los atacantes azulgranas. Griezmann y Luis Suárez anduvieron desaparecidos hasta la última jugada del primer tiempo, en la que Piqué recibió en el área tras un saque de falta, sorteó la salida de Rui Silva y dio un pase atrás hacia el uruguayo, que remató desde una buena posición obligando a la defensa rojiblanca a sacar el balón bajo palos con algunos apuros.

2 Granada CF

Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Duarte, Neva; Azeez, Yangel Herrera (Gonalons, m.83), Montoro; Machís (Vadillo, m.62), Antonio Puertas y Soldado (Carlos Fernández, m.56).

0 FC Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Junior (Ansu Fati, m.46); Rakitic (Arturo Vidal, m.62), Sergi Roberto, De Jong; Carles Pérez (Messi, m.46), Luis Suárez y Griezmann.

goles
1-0, m.2: Azeez; 2-0, m.66: Vadillo (de penalti).
árbitro
Cuadra Fernández (colegio balear). Amonestó a los locales Soldado, Yangel Herrera y Carlos Fernández así como a los visitantes Luis Suárez y Piqué.
incidencias
Partido de liga disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante 18.880 espectadores (cifra oficial).

Ernesto Valverde no debió verlo muy claro y en el descanso le dio entrada a Messi y a Ansu Fati. Todo balón que pasaba por las botas del astro argentino era sinónimo de peligro y es que cada día que pasa resulta más difícil negar que el '10' del Barça es uno de los mejores jugadores de la historia. Pero este Granada también tiene hambre de éxitos, de pasar a la posteridad al ritmo con el que mejor baila: partido a partido. El conjunto granadino se comporta como un alumno disciplinado cuando tiene que defender y como un tiburón cuando merodea el área contraria. Fruto de un peligroso centro desde la banda derecha nació un celebrado penalti por una mano de Vidal en el área que el árbitro señaló después de ver la acción repetida en el VAR. Vadillo, que había ingresado en el segundo tiempo, engañó a Ter Stegen y subió el 2-0 al marcador. La respuesta blaugrana no se hizo esperar. Un minuto más tarde del gol rojiblanco, Ansu Fati se convirtió en un diablo por la izquierda, entró al área rojiblanca como si el mundo se fuera a acabar y ejecutó un disparo cruzado que Rui Silva atrapó con una excelente intervención.

Siguió atacando el Barça y conteniendo el Granada, consciente de que el trabajo más difícil ya estaba hecho. En el 82 de partido Ansu conectó con Messi dentro del área y el disparo del astro argentino lo atrapó Rui Silva, que parecía tener un imán en su mano. A Gonalons le dio tiempo a debutar y a disfrutar de los últimos minutos, con un marcador muy favorable y una afición entregada. El pitido final sonó a música celestial para los casi 19.000 granadinistas que lo vieron en directo. Otro gigante que cae. Otra noche en la que el Granada los hace vibrar y soñar.