Vueling veta la entrada a uno de sus vuelos a una joven granadina por la ropa que llevaba puesta