Vidas que 'viajan' en el Metro de Granada

Paqui, Encarna y María Dolores muestran la tarjeta monedero del Metro de Granada, transporte que usan todos los días para acudir a su trabajo en el hospital del PTS ./JORGE PASTOR
Paqui, Encarna y María Dolores muestran la tarjeta monedero del Metro de Granada, transporte que usan todos los días para acudir a su trabajo en el hospital del PTS . / JORGE PASTOR

El metropolitano, que cumple su primer año, ha mejorado la calidad de vida de miles de granadinos que lo utilizan a diario y también ha sido un revulsivo para cientos de negocios

Jorge Pastor
JORGE PASTORGRANADA

Costó. Costó mucho dinero (558 millones de euros). Mucho tiempo (veinte años). Incluso costó muchas lágrimas (700 negocios en la picota). Pero después de un año de rodaje, el grado de aceptación del Metro de Granada roza el sobresaliente, todo un éxito habida cuenta de las previsiones catastrofistas que se hacían desde determinados estamentos políticos y también desde determinados colectivos. A la vista de los resultados y de las encuestas de satisfacción, parece que erraron. Como muestra, la batería de testimonios que aparecen en este reportaje. Ciudadanos que han incorporado el metropolitano en la rutina de sus desplazamientos diarios y que han mejorado su calidad de vida. Pero también empresas que, por cercanía con alguna de las veintiséis paradas, han incrementado sus ventas en algunos casos por encima del 30%.

El próximo viernes, 21 de septiembre, se cumplirá el primer aniversario del tranvía. La Junta se reserva para ese día un arsenal de datos. Pero los números que se han conocido hasta la fecha ya anticipan una valoración positiva por parte de la Consejería de Fomento, que también tendrá que mojarse respecto al conflicto laboral que ha ocasionado paros parciales en el sistema esta última semana -equiparación salarial con los empleados de los metros de Sevilla y Málaga, firma del convenio colectivo y racionalización de horarios-, aunque la plantilla dependa contractualmente de la concesionaria Avanza.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, visitó el pasado 25 de julio la emblemática estación de Alcázar Genil, un ejemplo de integración de unos restos arqueológicos del siglo XIII en una infraestructura moderna. Fue la última vez que trascendieron cifras oficiales. Hasta ese momento se contabilizaban 8,2 millones de viajeros. Grandes magnitudes que se quedarán por debajo, en cualquier caso, de esa estimación formulada por la propia Junta que refería once millones de pasajeros en los primeros doce meses de funcionamiento. En este punto conviene recordar que la Junta asume el 83% del déficit de explotación, mientras que el 17% restante lo tendrán que soportar los ayuntamientos de Granada, Albolote, Armilla y Maracena de forma proporcional a su población.

En los primeros siete meses de 2018, los trenes verdes habían transportado a un total de 5,6 millones de personas, lo que arroja un promedio diario de 27.800. El ritmo de crecimiento es sostenido, destacan desde la Consejería de Fomento, «especialmente en los días laborables, en los que se concentra prácticamente el 75% de la demanda, en la misma medida que el resto de transportes metropolitanos». «Se atiende esta forma -agregan desde Fomento- los requerimientos básicos de movilidad, como son los desplazamientos hacia los centros de trabajo, colegios, institutos y universidad, y otros equipamientos de interés general como pueden ser hospitales o sedes administrativas».

El futuro del Metro de Granada es consolidarse, pero cada vez hay más voces que reclaman ampliaciones de la línea uno para dar cobertura a los municipios del Área Metropolitana. El Ayuntamiento de Granada ya ha pedido una conexión desde la Caleta hasta la Fuente de las Batallas. Y también otros muchos consistorios, como el de Las Gabias o algunos enclavados en la cornisa sur, han aprobado mociones, iniciativas e incluso han promovido la realización de estudios económicos. La Junta ya ha advertido de que habrá que esperar a que se desarrolle el Plan de Infraestructuras del Transporte en Andalucía (Pista), un documento que se comenzará a redactar en breve y que estará vigente a partir de 2020. Mientras el futuro llega, aquí tiene usted las experiencias de diez granadinos a los que el Metro, en mayor o menor medida, les ha cambiado su vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos