Los vecinos de Ribera del Genil piden al alcalde «medidas urgentes» para que no los «emparede» ante posibles incendios

Vista del bloque de edificios de Callejón de Arenas 7 desde Ribera del Genil./IDEAL
Vista del bloque de edificios de Callejón de Arenas 7 desde Ribera del Genil. / IDEAL

Los técnicos desaconsejan parar la obra del solar adjudicado por Hacienda el año pasado y alertan del peligro de bloquear ahora la obra como piden los residentes

A. SÁNCHEZGRANADA

Un año después de que la delegación territorial de Hacienda en Granada adjudicara un solar frente al residencial de la calle callejón de Arenas número 7 -con vistas a Ribera del Genil- los vecinos afectados han dirigido un escrito -al que ha tenido acceso IDEAL- al Ayuntamiento de Granada, a la Junta de Andalucía, al Defensor del Pueblo y al Defensor del Ciudadano con el que alertan del riesgo de quedar «emparedados» ante posibles incendios como el de San Juan de Letrán o terremotos y exigen al alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca, que adopte «medidas urgentes» y paralice la obra.

Esta petición llega meses después de que la cuestión se tratara en la comisión municipal de Urbanismo y en ella los técnicos municipales de Planeamiento desaconsejaran al área de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada que paralice la construcción de un residencial en el número 6 de la calle Ribera del Genil, tal y como solicitan los vecinos de callejón de Arenas número 7, que quedarán 'sepultados' cuando se consume la obra y perderán las vistas al río de las que llevan disfrutando desde hace más de medio siglo y 'compraron' en los años sesenta, cuando -según reconocen los propios técnicos municipales- la parcela sobre la que ahora se edificará formaba parte del residencial al que ahora se le levantará delante un 'muro'.

La oposición municipal volverá a preguntar en la comisión de Urbanismo de mañana sobre el tema

La lucha vecinal de callejón de Arenas 7 se inició hace varios años y todavía continúa, al entender la comunidad que el problema ha sido generado por la administración pública y es esta la que debe plantear una solución. Para entender el conflicto hay que retroceder hasta los años sesenta cuando el Instituto Nacional de la Vivienda construyó el bloque de edificios de callejón de Arenas 7, cuyos cimientos se extienden en parte por debajo del solar sobre el que ahora se pretende construir. Esta parcela, que quedó como un resto inutilizable y durante décadas se usó por los propietarios de callejón de Arenas 7 como cochera comunitaria al descubierto, pasó años más tarde a ser propiedad del ministerio de Hacienda y a comienzos del siglo XXI fue calificada como un solar urbanizable. Un cambio que provocó que los propietarios de las viviendas de callejón de Arenas 7 solicitaran a la delegación provincial de Economía y Hacienda que les 'devolviera' la titularidad del solar o, en cualquier caso, que no lo ofreciera nunca para ser adquirido.

Subasta de Hacienda

Sin embargo, el Gobierno vio en esta propiedad una posibilidad para sacar un par de millones de euros y después de varios intentos fallidos colocó el terreno por 2,16 millones de euros, después de que su precio de salida -1,92 millones- durante la subasta realizada en el mes de junio de 2017 se elevara en la presentación de las ofertas. En este punto, los vecinos entienden que le toca al Ayuntamiento de Granada mover ficha y hace ya algunos meses solicitaron al concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, que iniciara una innovación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que declarara la zona como no urbanizable.

El titular del área derivó el asunto a los técnicos de Planeamiento, que devolvieron la cuestión a los concejales del Consistorio argumentando en sus conclusiones que iniciar «de oficio una innovación del PGOU para cambiar el uso de la parcela (...) conllevaría a la expropiación del solar por parte del Ayuntamiento a sus actuales propietarios». Añaden además los técnicos que las licencias urbanísticas «son actos reglados y la suspensión de futuras licencias sobre el solar en cuestión sólo se podría producir en el caso de aprobarse inicialmente» una 'figura' legal que permitiera que esta se produjera. En este caso, entienden los funcionarios municipales, no se debería suspender la licencia mientras que no se modifique el PGOU ya que en el Consistorio podría incurrir en una ilegalidad que más adelante tendría que pagar en el juzgado. La cuestión volverá a ser preguntada por la oposición municipal en la comisión de Urbanismo, según confirmó ayer IDEAL.

Los pisos, a la venta

Mientras tanto, en este círculo vicioso tanto los vecinos afectados como el propietario actual de Ribera del Genil 6 continúan dando pasos. Actualmente la promotora Nuovit Homes oferta los pisos que todavía no se han construido a un precio que oscila entre los 340.000 y los 550.000 euros. Las viviendas tendrán entre 116 y 186 metros cuadrados, según la oferta que realiza la promotora, que vende un «edificio de líneas modernas con grandes ventanales» que todavía no se conoce cuando se entregará a quienes adquieran alguna propiedad de él.

La comunidad de vecinos entiende que en el equipo de gobierno de Francisco Cuenca «no existe sensibilidad para revertir la situación», pero consideran que tienen capacidad legar para paralizar la construcción del bloque de viviendas. «Hemos pedido acceso al proyecto de la obra porque consideramos que no cumple con la normativa actual y nuestra defensa va a ser esta. Lo que vamos a demostrar es que este edificio está ahí desde 1968 e iremos a muerte con cada metro de ese solar. No nos van a quitar a los vecinos el derecho de tener un edificio abierto en fachada en el Centro de Granada», argumentan.

Fotos

Vídeos