La Alhambra se queda sin limpiabotas

Sortean un empleo en la zona Norte y le toca al que abrillanta los zapatos en este entorno turístico

JAVIER F. BARRERAGRANADA.
José Miguel Márquez Heredia muestra su alegría tras sacar la papeleta afortunada con la que logra el empleo de guarda. :: ALFREDO AGUILAR/
José Miguel Márquez Heredia muestra su alegría tras sacar la papeleta afortunada con la que logra el empleo de guarda. :: ALFREDO AGUILAR

En el barrio de La Paz de la zona Norte de Granada no se mueve nada. Ni nadie. No es que estén quietos. Es que están parados. Desempleados. La población es joven y las familias tienen de media tres hijos «y varios nietos más los agregados», comenta con buen humor, que esconde cierto presagio, el presidente de la Asociación de Vecinos, Juan Heredia Ruiz. Es cierto que en este barrio, «de siempre y de ahora, todos nos buscamos la vida como podemos, porque esto de la crisis no es nuevo y aquí paro, lo que se dice paro, siempre ha habido, pero nunca como ahora», insiste el vicepresidente José Fernández Ruiz.

Entre ambos también han organizado la Asociación de Parados de La Paz. A principios del pasado mes de febrero tomaron su primera gran decisión, se plantaron en las obras de mantenimiento de un par de calles del barrio y les dejaron clarito a los currelas que «en este barrio no se trabaja si no se contrata a gente de la nuestra». La empresa tuvo que paralizar los trabajos.

Tres meses largos después, han llegado a un acuerdo. Los representantes vecinales de La Paz cuentan que se han reunido con Isabel Nieto y que han llegado a un acuerdo para que se contrate a parados de la asociación en las obras de mantenimiento y de limpieza. El problema es que para ponerle nombre solo se podía solucionar por sorteo. Y así sucedió ayer a las siete de la tarde en la sede de la Asociación de Vecinos, en la plaza donde se levanta la parroquia de La Paz. Un puesto de trabajo para repartir entre los cuatrocientos asociados, «de los que doscientos andan con sus trajines temporales, así que al final se apuntaron dos centenares».

Fotos

Vídeos