La crisis rebaja a la mitad el número de bodas en palacios municipales de Granada

Durante el pasado año solo se realizaron 85 bodas en los salones y palacios municipales y la mayoría de ellas sin celebración festiva

JUAN ENRIQUE GÓMEZGRANADA.
La boda del exalcalde, Jesús Quero, oficiada por Moratalla (siendo alcalde), fue de las primeras celebradas en los palacios municipales, en este caso en el Carmen de los Mártires. :: IDEAL/
La boda del exalcalde, Jesús Quero, oficiada por Moratalla (siendo alcalde), fue de las primeras celebradas en los palacios municipales, en este caso en el Carmen de los Mártires. :: IDEAL

Ni las bodas se libran de la crisis. Es lo que indican los datos de ocupación de los palacios municipales durante los últimos cinco años. Los 400 euros que cuesta casarse en los espacios del Ayuntamiento, Los Córdova, Quinta Alegre o el Carmen de los Mártires no son asumibles por la mayoría de las parejas, atenazadas por la crisis, y se ven obligadas a ahorrar donde pueden. Durante el pasado año fueron 85 las bodas que se desarrollaron en esos espacios, una cifra considerablemente menor a la que se registró en el año 2007, hace solo cinco años, cuando fueron 202 enlaces matrimoniales civiles. En un lustro, la cifra ha caído en picado, en 2008 se quedaron en 161, para bajar aún más al año siguiente, con 117. Los últimos dos ejercicios económicos llegaron a cotas impensables, 94 bodas en 2010 y 85 en 2011.

Según la concejala de Presidencia, Rocío Díaz, «es lógico que la gente intente ahorrar en lo que pueda y no está la situación de las familias para demasiadas alegrías, pero el precio que se cobra por parte del Ayuntamiento es por la utilización de unos edificios de altísimo nivel». La tasa por bodas, que este año es de 415 euros, y en 2011 era de 400, es fijada anualmente por el pleno municipal, y se paga por el uso de los palacios y la formalización del matrimonio con un concejal como oficiante.

La utilización de los palacios para la celebración festiva, posterior al enlace, matrimonial se cobra aparte. Por ese motivo los datos estadísticos del uso de los palacios como salón de celebraciones no coinciden con los de las bodas celebradas. «Cada vez hay más gente que decide casarse allí, pero celebrarlo en otro lugar, o no festejarlo, algo que se ha extendido considerablemente en los últimos tiempos», dice la concejala.

Bajón de eventos

La falta de alegría económica se ha notado considerablemente en el uso de los palacios como lugares para celebrar toda clase de eventos, no solo las bodas, sino también reuniones de congresos, empresas y eventos festivos. Desde hace cinco años, la línea estadística marca siempre una pendiente descendente. Mientras que en 2007 fueron 215 los eventos que se desarrollaron en los tres palacios municipales, en el año 2011 la cifra ha sido de solo 151. Hay que tener en cuenta que una parte significativa de esos eventos, reuniones y celebraciones, son de administraciones, e incluso del propio Ayuntamiento.

El Carmen de los Mártires es el que mayor aceptación tiene entre los granadinos, incluso con la crisis. En 2007 fueron 107 los eventos realizados, mientras que en 2011 solo ha caído a 75. En 2008 fueron 79; en 2009 bajó a 62 y en 2010 creció hasta 86.

Le sigue en importancia numérica el palacio de los Córdova, donde el nivel de ocupación se ha mantenido casi igual en los últimos cinco años, de 62 eventos que hubo en 2007 a 52 en 2011, solo diez menos.

El Palacio de Quinta Alegre es el menos utilizado por los granadinos, «posiblemente porque lo conocen poco, ya que es un palacete precioso y con unos salones dignos de ser tenidos en cuenta», dice la concejala de Presidencia. El uso de Quinta Alegre ha caído a casi la mitad, de 46 eventos y celebraciones en el año 2007 a solo 24 durante el último ejercicio económico.

En cuanto a la actividad total de celebraciones en los palacios municipales, en 2007 fueron 215 eventos, que bajaron a 174 en el año 2006; 129 en 2009. En 2010 hubo un repunte, con un total de 174 eventos, que bajaron a 151 en el año 2011.

Fotos

Vídeos