Cita con Lorca en Manhattan

El Centro Cultural de CajaGranada expone sesenta fotografías de José Antonio Robés inspiradas en los versos de 'Poeta en Nueva York'

INÉS GALLASTEGUI IGALLASTEGUI@IDEAL.ESGRANADA.
Singular muestra en CajaGranada que recrea la visión de Manhattan hecha por Robés a través de los versos de Federico. :: MOLERO/
Singular muestra en CajaGranada que recrea la visión de Manhattan hecha por Robés a través de los versos de Federico. :: MOLERO

El Centro Cultural Memoria de Andalucía expone desde hoy hasta el 22 de enero de 2012 la exposición 'Manhattan... Cita con Federico García Lorca', que reúne 60 imágenes del fotógrafo José Antonio Robés inspiradas en los versos de 'Poeta en Nueva York'.

La muestra recupera una anterior que CajaGranada inauguró en septiembre del año 2002 en la Residencia de Estudiantes de Madrid. La intención de la Obra Social de la entidad financiera era que después la colección viajara a Granada, pero finalmente no hubo oportunidad y la anunciada itinerancia quedó en el aire. Sin embargo, las fotos pertenecen a los fondos artísticos de CajaGranada, que por fin ha decidido sacarlos a la luz.

Además de la exposición, la caja patrocinó hace nueve años la edición del libro del mismo título, junto a la Fundación Federico García Lorca y el Instituto Cervantes. La cuidada edición, ya agotada, acaba de ser reeditada por la editorial Lunwerg, en una nueva versión en la que se han eliminado las imágenes de las Torres Gemelas pero se mantiene la edición del poemario de Mario Hernández.

El fotógrafo leonés José Antonio Robés se declaró ayer un «enamorado» e incluso un «obsesionado» de Lorca, hasta el punto de que le ha puesto ese nombre a uno de sus hijos. Recordó que 'Manhattan...' es fruto de una estancia suya en la ciudad de los rascacielos, armado con una cámara Leika y un ejemplar de 'Poeta en Nueva York'.

Siempre presente

El resultado es una colección de imágenes en blanco y negro que trata de reflejar la grandiosidad de la arquitectura neoyorquina, el ritmo acelerado de las calles, el anonimato de sus habitantes de todas las razas. Las fotos son analógicas y miden 50x70 centímetros ya enmarcadas.

En la exposición, las imágenes están acompañadas de un solo poema, 'La aurora', posiblemente uno de los más conocidos del libro: «La aurora de Nueva York tiene/ cuatro columnas de cieno...».

Las fotografías tratan de reflejar el impacto que causaron la gran urbe y sus gentes en el joven poeta de Fuente Vaqueros. Federico llegó el 25 de junio de 1929 para dar unas conferencias y cambiar de aires: necesitaba ganar dinero, pero sobre todo recuperarse del disgusto que le supuso el estreno de 'Un perro andaluz', de su amigo Dalí y Buñuel, y la depresión que le causó su ruptura con el escultor Emilio Aladrén. Su estado de ánimo no le impidió hacer vida social con la colonia española, aprender algo de inglés, hacer su trabajo en la Universidad de Columbia, en la que vivió, y extasiarse ante el espectáculo de la gran ciudad. Sin embargo, se revolvió ante el capitalismo salvaje -fue testigo del 'martes negro'- y el racismo contra la minoría negra.

«Lorca siempre está presente», afirmó ayer Robés, que no podrá estar hoy en Granada para la inauguración de la muestra. Para el autor, la ciudad sigue siendo la misma que el poeta conoció en 1929. «No ha cambiado absolutamente nada -aseguró-. Nueva York es la ciudad de las ciudades como Lorca era el poeta de los poetas. La gente vive con los mismos miedos, con la misma velocidad, con las mismas obsesiones, con la misma forma de ver la vida. Sigue siendo una ciudad totalmente abierta. Nueva York no es de Estados Unidos, es de todos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos