El Cuarto Real se desbloqueará tras devolver el proyecto

Los arquitectos entregaron ayer las modificaciones que pedía la Junta y que la concejala de Urbanismo califica de «chantaje»

JUAN ENRIQUE GÓMEZGRANADA.
El palacete del Cuarto Real de Santo Domingo que tiene que ser restaurado. :: RAMÓN L. PÉREZ/
El palacete del Cuarto Real de Santo Domingo que tiene que ser restaurado. :: RAMÓN L. PÉREZ

Será el día 1 de diciembre cuando la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía dé el visto bueno al proyecto de recuperación del Cuarto Real de Santo Domingo, después de dos años de espera y tras un mes desde que devolvió el proyecto por considerar que adolecía de falta de detalle y no exponía algunas cuestiones como un estudio histórico del monumento o especificar qué tratamiento se le va a dar a la muralla que rodea el espacio monumental. Ayer, según el delegado de Cultura de la Junta, Pedro Benzal, los arquitectos entregaron la versión definitiva del proyecto con las modificaciones por las que la Junta lo había devuelto sin aprobar a finales del mes de octubre, una acción que la concejala de Urbanismo, Isabel Nieto, califica de «un chantaje para que hagamos lo que ellos quieren si no queremos que se retrase aún más el proyecto».

Con la entrega de la documentación, según el delegado de Cultura, la Comisión de Patrimonio podrá finalizar el expediente y remitir al Ayuntamiento su permiso para acometer un proyecto que había sido consensuado por las dos administraciones y que fue el resultado de un concurso de ideas. Una decisión que se tomará, y así lo reconoce Benzal, después de demasiado tiempo de espera, «pero se ha debido a que los técnicos tienen que hacer su trabajo para que todo sea lo más adecuado para ese espacio monumental».

El proyecto que será avalado la próxima semana contempla la recuperación del palacete del siglo XIX que se encuentra dentro del Cuarto Real y que engloba en su interior la Qubba nazarí del siglo XI. Esa intervención es la que ha mantenido este espacio paralizado y semi abandonado durante décadas, ya que hubo que hacer excavaciones arqueológicas que en un primer momento nunca se iniciaban y después no terminaban.

Pegas en octubre

Según Isabel Nieto, han pasado más de dos años desde que el Ayuntamiento entregó el proyecto a la Delegación de Cultura. «Han necesitado dos años para elaborar un informe, con fecha 30 de octubre, en el que señalan que faltan detalles que tenemos que subsanar, pero son asuntos que no consideramos ni prioritarios ni que sean de nuestra competencia».

La Comisión de Patrimonio había dicho que «echa de menos que el estudio histórico sea más detallado», además de pedir que se expliquen las medidas de conservación que se van a tomar a corto y largo plazo y qué se va a hacer con las murallas. Isabel Nieto indica que esas peticiones no son lógicas. «Un estudio histórico más profundo debe pedirlo a historiadores, no a arquitectos», dice la concejala, que señala que no pueden indicar qué hacer con las murallas porque son competencia del Ministerio de Cultura, al igual que con el mantenimiento futuro, que no se sabe a qué administración debe corresponder. Para Nieto, el cuidado del Patrimonio corresponde a la Junta.

En cuanto a los aspectos puramente arquitectónicos, la Comisión de Patrimonio había pedido algunos pequeños cambios, como reducir el espacio de suelo acristalado para que se vean los restos arqueológicos; justificar la elección de tipo de tejas que se han elegido para las cubiertas, entre otras cuestiones como matizar el acabado del Mirador de Aixa, que no podrá apoyarse sobre la muralla.