«Cuando enseñé el proyecto a la Junta se quedaron quietos»

El granadino José Mariano López-Urdiales inventa 'Bloon', un globo que permite ascender a 36 kilómetros de la Tierra y ver su curvaturao

LARA OCHOA LOCHOA@IDEAL.ESGRANADA.
Desde las alturas. José Mariano López-Urdiales sobrevuela la provincia de Barcelona, cerca de Igualada. :: IDEAL/
Desde las alturas. José Mariano López-Urdiales sobrevuela la provincia de Barcelona, cerca de Igualada. :: IDEAL

La pasión por los globos le viene de niño. Eligió la ingeniería aeronáutica como profesión. Y el resultado de esta peculiar mezcla es 'Bloon', un invento de José Mariano López-Urdiales (Granada, 1978) que puede revolucionar el mercado del turismo espacial. Se trata de un globo que permite ascender a 36 kilómetros de la Tierra -tres veces más alto que un avión comercial- y ver su curvatura. La idea nació hace once años en la rotonda del Palacio de Congresos de Granada cuando iba en coche con su padre, pero no fue hasta 2009 cuando decidió apostar por su proyecto. Fundó su empresa 'Zero2infinity' en Barcelona porque en ese momento vivía allí. A día de hoy sigue residiendo en la Ciudad Condal. Según lo previsto, el primer viaje tripulado experimental será en 2012. Si supera la prueba, en 2013 podría producirse la primera ascensión de 'Bloon' con turistas espaciales. Agencias de viajes, instituciones y particulares ya han mostrado su interés por este viaje en globo hacia las estrellas. La lista para apuntarse está abierta en la web www.inbloon.com. Son 110.000 euros por persona por seis horas de vuelo, una cifra elevada, aunque bastante inferior a los viajes en cohetes propuestos por rusos y estadounidenses.

-Rusia, EE UU y ahora Europa con su propuesta protagonizan de momento la carrera por el turismo espacial. ¿Quién ganará?

-El mercado del turismo espacial será fundamentalmente europeo. La atención al detalle que es imprescindible para algo de gran calidad, y que es a lo que están acostumbrados los clientes de este tipo de productos, viene de Europa y así ha sido siempre.

-Y 'Bloon' es más barato que el cohete de la compañía Virgin de Richard Branson...

-El coste de un viaje en 'Bloon' son 110.000 euros por persona y en el cohete de Branson, 200.000 dólares.

- La nave Soyuz de los rusos cuesta cerca de 45 millones de dólares. Además del precio, ¿cuál es la principal diferencia entre su propuesta y la estadounidense y rusa?

-El precio del tiempo arriba, que es lo más relevante. Una de las características de los vuelos basados en cohetes es que duran poco, estás solo unos minutos arriba. Y la otra es el impacto medioambiental. Nosotros desde el principio hemos querido que sea cero.

-La preparación para montar en globo y en un cohete también será distinta, ¿no?

-Para volar en cohete tienes que meterte antes en una centrifugadora y ver cómo tu cuerpo se adapta a esas condiciones. En 'Bloon' este tipo de preparación no es necesaria porque no hay aceleraciones extremas.

-¿Cómo surge la idea de 'Bloon?

-Surge en la rotonda del Palacio de Congresos de Granada hablando en el coche con mi padre en el año 2000. Por aquel entonces iba a participar en un informe con gente de diferentes países sobre la idea de un turismo espacial. Hablando con mi padre sobre cuáles podrían ser los incentivos para ir al espacio, comentamos que subir en globo podría ser suficiente para tener una perspectiva sobre lo que ven los astronautas, que es lo que la gente puede querer experimentar. Es en ese informe donde se menciona por primera vez la posibilidad de un mercado privado de turismo espacial y que los globos tengan un papel que jugar. En 2002 hice otra publicación en solitario, en 2004 llegó el primer plan de negocio y en 2009 decidí lanzarme y abrí mi empresa Zero2infinity. 'Bloon' es nuestro primer proyecto.

-¿Por qué decidió abrir su empresa en Barcelona y no en Granada?

-Porque cuando decidí montarla vivía allí. Después de analizar incentivos y otras circunstancias llegué a la conclusión de que no había ningún sitio en el mundo al que mereciera la pena mudarse para fundarla inicialmente, pero nuestra ambición es global, con equipos por todo el mundo.

-¿También en Andalucía?

-Poco después de volar el primer prototipo fui a Sevilla a hablar con la Junta. Les encantó el proyecto, pero se quedaron quietos. Cada seis meses más o menos alguien me contacta para decirme que hable con la Junta. Las tres veces que lo he hecho he perdido el tiempo. Pero soy paciente...

-Entonces, ¿tiene ya pensado en qué lugares operar?

-Sabemos dónde nos gustaría volar y los sitios más factibles porque tiene que haber poco viento. Estamos hablando con varios lugares del mundo, pero falta aún un acuerdo con las autoridades pertinentes.

-¿Podría ser 'Bloon' el 'low cost' del turismo espacial?

-No. La idea de 'low cost' tiene que ver con la estandarización y por lo tanto no permite tener una atención personalizada. En 'Bloon' los vuelos están personalizados. Los otros sistemas -en referencia al cohete de Virgin y a la nave Soyuz rusa- sí podríamos decir que son el 'low cost' de los cohetes. Se trata de experiencias veinte veces más baratas que lo que hasta ahora se ha hecho. Quizá algún día haya un 'low cost' del globo, pero no por ahora.

-¿Por qué ese interés por el espacio? ¿Se le queda pequeña la Tierra?

-No, ni en mil vidas la podrías ver. Lo que yo estoy haciendo es ayudar a poner en perspectiva la Tierra.

-¿Y qué me dice de su tierra, Granada?

-Ahora vivo en Barcelona con mi mujer y mis dos hijos, y vengo menos de lo que me gustaría, aunque mi familia y mis amigos siguen aquí.

-¿Hay algo que eche especialmente de menos de su ciudad?

-Sobre todo callejear y perderse por los barrios.

-Cuando viene de visita una parada obligada es...

-Unas tapas en los bares del Zaidín. También me gusta ir a las teterías, esquiar en Sierra Nevada y pasear por el Paseo de la Bomba.

-Sorprende que no mencione la Alhambra

-La Alhambra también, por supuesto. De hecho, me declaré a mi mujer en la Torre de la Vela, así que imagine si es un lugar importante.

-Ahora que ha sacado su lado romántico, ¿cuál es el mejor lugar de Granada para ver las estrellas?

-Tengo recuerdo de verlas desde el Llano de la Perdiz, aunque desde Sierra Nevada también se ven muy bien porque hay muy poca contaminación lumínica.

-Si tuviera que sobrevolar en globo Granada, ¿en qué lugar le gustaría detenerse?

-Lo que me gustaría es cruzar Sierra Nevada en globo y llegar a la Costa. Un viaje de la Vega hacia el mar tiene que ser impresionante. De hecho, creo que aquí podría haber un mercado interesante...

-¿Por qué se decantó por un globo como medio de transporte y no por un cohete?

-Si uno lo que quiere es tener la vista, el medio más simple, barato y ecológico es el globo. Si buscas otras cosas, como una gran aceleración o una sensación de riesgo, entonces ya habría que optar por otro medio.

-Un globo como medio de transporte del turismo espacial del futuro. ¿Estamos hablando de una revolución en su sector?

-No sé si tanto. Yo quería cambiar la forma de hacer las cosas en mi sector, el de la aeronáutica. Quería volver a encender la llama de la innovación que a mi entender llevaba demasiado tiempo débil y volver a ilusionar con todo el potencial que tiene el vuelo. Hacía falta una nueva forma de volar y 'Bloon' es una de ellas. También pienso que el hecho de que las personas, que por el coste que tiene el vuelo serán en general personas influyentes con grandes recursos económicos, puedan ver la Tierra desde otro punto de vista . Y esto es importante porque hace falta más conciencia global, ver que nuestro barrio, ciudad y país forma parte de un todo.

-¿Qué significa el nombre 'Bloon'?

-Viene de la palabra inglesa 'bloom' que significa florecer y de la palabra 'ballon' que es globo.

-¿La forma de 'donut' es una decisión estética o técnica?

-Al igual que ocurre con las ruedas de los coches, esa forma de 'donut' es el sistema óptimo para sostener la presión y para tener ventanas.

-¿Cómo funciona?

-Es un globo de helio, que como es menos denso que el aire flota sobre la atmósfera. De inicio el globo está medio inflado y según vas ascendiendo se va hinchando al ir bajando la presión. Una vez que estás arriba, para iniciar el descenso sueltas helio, así aumentas tu densidad media y empiezas a bajar.

-¿Qué se podrá sentir en esa ascensión?

-El cielo se va haciendo negro y la curvatura de la Tierra comienza a ser visible.

-Una vez arriba, ¿qué se ve?

-La curvatura de la Tierra. A 36 kilómetros de altura, el horizonte ya no se ve como una línea recta sino como una curva. La persona va a tener un campo de visión suficiente cómo para ver un país de tamaño medio como España, por ejemplo.

-¿Por qué ese límite de 36 kilómetros de altura?

-No hay límites, pero los 36 kilómetros ya son un buen compromiso de altura. Desde esa altitud ya se ven unos 1.400 kilómetros de diámetro de la superficie de la Tierra. Por encima de los 27 kilómetros ya estás prácticamente viendo lo que los astronautas ven. En el primer diseño de 'Bloon' de 2002 el globo subía hasta los 40 kilómetros, pero no es necesario tanto.

-Y, ¿cómo se ve la Tierra a esa distancia?

-Desde la Tierra el cielo se ve azul, pero cuando uno sube a una altura suficiente, lo que se ve azul es la Tierra.

Fotos

Vídeos