Un granadino logra el primer doctorado de flamenco en la universidad de Sevilla

Rafael Hoces es profesor de guitarra en el Conservatorio de Música Ángel Barrios

ANTONIO ARENASGRANADA.
Tesis. Rafael Hoces, nuevo doctor en flamenco. :: ARENAS/
Tesis. Rafael Hoces, nuevo doctor en flamenco. :: ARENAS

Es joven, nació en Granada en 1977, suficientemente preparado ya que lleva cinco años impartiendo clases de guitarra flamenca en conservatorios de música y siempre podrá presumir de haberse convertido en el primer granadino en conseguir el doctorado del programa especializado en flamenco de la Universidad de Sevilla con una tesis doctoral titulada «La transcripción musical para guitarra flamenca: Análisis e implementación metodológica» con la que ha obtenido la calificación de 'sobresaliente cum laude'.

«Para mí ha sido una suerte y una gran alegría haber sido el primer alumno que ha terminado su tesis doctoral con la que explico el método para escribir la música que crea un guitarrista flamenco para que pueda ser interpretada por un músico de cualquier país y cultura. De esta manera intentamos atrapar el flamenco en un papel y dignificarlo lo máximo para difundirlo», afirma este granadino de la Chana por el que ya corría sangre flamenca pues su abuelo, natural de Huétor Tájar, llegó incluso a acompañar a algún recital a Pepe Marchena y a la Niña de los Peines. También su abuela cantaba un poco, por lo que considera que sus abuelos pueden ser el origen de su afición que no recibió de primera mano pero que se ha convertido en una especie de remanente en la familia.

El joven guitarrista reconoce que «al principio, cuando dije que me quería dedicar al flamenco, fue un poco duro. Con el paso de los años y viendo que también me gusta la docencia fue cambiando hasta el punto de convertirse en apoyo incondicional por parte de toda la familia». También cuenta con su propio grupo de flamenco desde hace bastante tiempo que le ha brindado la oportunidad e ir a Cuba, Alemania, e Italia en varias ocasiones y, por supuesto, por distintas peñas flamencas de Andalucía, especialmente sus preferidas como son la Peña Flamenca Fosforito de Puertollano, la Peña Flamenca Rincón de la Verdad en Córdoba, la Peña Flamenca La Parra o la Peña La Platería donde actuó recientemente. Como no podía ser de otra forma muestra su satisfacción por el hecho de que el flamenco haya obtenido el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad que espera sirva «para que este arte ascienda a la categoría de otras músicas, se proteja, se difunda». Actualmente tiene varios frentes abiertos, que van desde el artístico en el que intenta que cada actuación tenga su pequeño toque intelectual, hasta el formativo especialmente del profesorado, pieza clave en la difusión este arte, para lo que continua con su oferta de curso on line del que ya ha celebrado tres ediciones con una respuesta bastante buena.

En Internet

En cuanto al panorama flamenco en Granada también es optimista "por la cantidad de guitarristas, bailaores y bailaoras, y esos locales que todavía quedan y esa peña La Platería, otras de la provincia, y otros locales que permiten ver y escuchar flamenco de lunes a domingo. Es una alegría y una suerte vivir en un sitio así». Admirador de Paco de Lucía al que considera «dios, pues todo lo que hace es realmente es inalcanzable tanto a nivel compositivo como interpretativo» y que considera igualmente a otros maestros, como Paco Serrano, su profesor del Conservatorio de Córdoba, por sus conocimientos y capacidad de transmisión y, por supuesto, otros guitarristas como Vicente Amigo, Tomatito, Manolo Sanlúcar,... Buen usuario de las redes, cuenta con página web (www.terra.es/personal3/manitasplata/), vídeos en Youtube y utiliza las redes sociales para darse a conocer y defender la enseñanza del flamenco.