Los dueños de la noria del ferial de Granada recurren el cierre de la atracción

Afirman que no se les precintó por falta de seguridad, sino porque la parcela estaba destinada para acoger otro 'columpio'

M. V. C.GRANADA.

Los dueños de la noria precintada por el Ayuntamiento en el ferial del Corpus presentaron ayer las correspondientes alegaciones a la decisión tomada por los técnicos municipales. Los representantes de Atracciones Sánchez Hernández llevaron al Consistorio toda la documentación de que disponen sobre el citado 'columpio', con los que esperan conseguir que se les permita la explotación de la atracción.

Francisco Sánchez, uno de los dueños, trasladó ayer su estupor ante lo ocurrido, ya que considera que la atracción contaba desde el inicio con todos los informes necesarios. «Nos la precintaron el lunes, pero no por motivos de seguridad, sino porque decían que la parcela estaba destinada a un uso diferente al original», apunta el feriante. En concreto, la parcela 15, sector 9, es el lugar donde se ubica la noria -una de las dos que hay este año- mientras que estaba previsto que el terreno lo ocupara otro columpio. «El 70% de las parcelas de la feria están cedidas, y además, ya habíamos informado de que íbamos a colocar una noria, algo a lo que nunca se negaron».

El responsable de la atracción desmintió cualquier problema de seguridad en la noria y mantuvo que tiene al día sus revisiones anuales: «Está certificada por el ingeniero que revisa toda la Feria de Sevilla y hemos aportado un informe geotécnico sobre el terreno». Además, Sánchez apuntó que se entregaron ayer en el Ayuntamiento el certificado de instalación eléctrica de baja tensión, el de la instalación contra incendios, la declaración censal, la póliza de responsabilidad civil y otros documentos que, a su juicio, demuestran que la atracción está preparada para funcionar. Sánchez apunta que el plazo de alegaciones concluye hoy sábado, por lo que temen que no les dejen abrir.

Denuncia

Pero además de las alegaciones, el abogado de la empresa prepara una demanda para presentarla en el juzgado porque, según declara Francisco Sánchez, el gerente del ferial les habría dicho «que no pensaba autorizarnos el funcionamiento de la noria, lleváramos la documentación que lleváramos». El concejal de Medio Ambiente, Salud y Mantenimiento, Juan Antonio Mérida, confirmó que los técnicos municipales precintaron la atracción porque descubrieron que la instalación no contaba con un certificado del Colegio de Ingenieros.

Fotos

Vídeos