«Lamento profundamente que la menor se haya visto envuelta en todo esto»

Germán López LaVieja, creador del grupo de Facebook 'Se busca a los autores de una brutal paliza en Granada'

JOSÉ E. CABREROGRANADA.

Germán López LaVieja es el nombre ficticio tras el que se escuda el creador del grupo de Facebook 'Se busca a los autores de una brutal paliza en Granada'. Su rostro en la red es el logotipo de 'Anonymous', la red de piratas informáticos que está derrumbando en Internet a grandes corporaciones internacionales. Su intención, dice, «era hacer justicia». Muchos le ven como uno de los motivadores de la caza y captura de 'Tere', una menor de Salobreña que fue falsamente acusada de ser 'la joven del tacón de aguja', lo que provocó que recibiera amenazas de muerte en su propia casa. Germán analiza el resultado del grupo de Facebook (han pasado 23.595 personas y se han escrito más de doscientos comentarios), explica su origen y reflexiona sobre las graves consecuencias que «no pretendía».

-¿Por qué creaste el grupo de Facebook?

-El evento se creó por el mismo motivo que se crearon en su momento otros para recoger fondos para comprar juguetes para los niños enfermos, para protectoras, para asociaciones de ayuda a la discapacidad, etcétera. Lo hice con la intención de ayudar a alguien que se presupone en un situación desfavorecida.

-Viendo todo lo que ha pasado, ¿te arrepientes de haberlo hecho?

-Del hecho en sí no, ya que se hizo con la mejor intención. Pero tal vez sí de algunos de los resultados...

-¿Pensaste en las consecuencias que podía acarrear?

-Lo cierto es que no, o al menos no en éstas. No es el primer evento que se crea para ayudar a terceros, pero hasta ahora ninguno de los mismos había llegado a tener tanta difusión y supongo que eso fue lo que hizo que fuera difícil de controlar.

-¿Crees que ha sido positivo?

-No sé si estoy en disposición de valorar eso. Por un lado ha tenido aspectos positivos y por otro negativos; solo el que fuera capaz de valorar las verdaderas dimensiones de cada uno de ellos podría hacerlo, y, al no conocer la auténtica repercusión en la vida de aquellos que sin haber tomado parte en la agresión se han visto envueltos en esto, no creo poder hacer una valoración global del hecho. Supongo que lo más justo sería decir que en algunos puntos sí y en otros no tanto

-¿Pensaste en cerrar el grupo en algún momento?

-Sí, cuando todo se fue de madre y vi que se habían visto envueltas personas que nada tenían que ver con la agresión.

-La madre de la menor ha dicho que «le gustaría recibir un perdón de los que han publicado el nombre de su hija». ¿Estarías dispuesto a hacerlo?

-No tendría ningún problema en hacerlo, pero nunca he publicado ningún perfil ni apuntado con el dedo a nadie ya sea en éste o en los distintos eventos de redes sociales que se crearon. De todos modos, desde estas líneas aprovecho para decirle que lamento profundamente que se haya visto envuelta en todo este asunto.

-No, en ese sentido estoy muy tranquilo. Sé perfectamente lo que hice y lo que no, y ni di datos de terceros, ni apunté con el dedo ni amenacé a nadie. Solo me limité a difundir un vídeo y un texto muy similar al que otros muchos periódicos digitales, programas de televisión y emisoras de radio dieron a conocer.

-No puedo hablar por los demás, pero en mi caso lo considero -y se concibió- como colaboración ciudadana.

-Rafael Alba (el vecino que subió el vídeo de la paliza a Youtube) cree que sin las redes sociales no se hubieran abierto diligencias, ¿estás de acuerdo? ¿Crees que la Justicia no funciona?

-Eso es, al menos, lo que se ha dado a entender a la opinión pública desde un principio. Que como no había denuncia por parte de ambos grupos ni del hospital no se abría una investigación al respecto. Con respecto a la Justicia, una vez más tengo que hablar con base a mis propias experiencias y a las de mi entorno más cercano, y aunque la esperanza es lo último que se pierde, la he visto errar más que acertar.

-Según comentas en tu perfil de Facebook, has recibido amenazas por crear el grupo, ¿quiénes te amenazan y por qué?

-Prefiero no tratar ese tema ya que desconozco si quien se ha puesto en contacto conmigo es quien dice ser y no quisiera que más gente se viera envuelta en esto sin necesidad. Solo diré que primero se me amenazó con una demanda y posteriormente físicamente mediante un «Lo bueno de esto k ya se kien eres y donde encontrarte... bueno, hasta pronto» por el mero hecho de publicar varios datos que aún a día de hoy se pueden contemplar en montones de noticias digitales.

Repercusiones

-¿Qué lección crees que sacamos de todo esto, de la Justicia, de la colaboración ciudadana?

-Con respecto a la colaboración ciudadana creo que se debería destacar la gran capacidad de movilización que un determinado hecho en concreto puede llegar a generar, y esperemos que seamos capaces de llevar esa misma capacidad al plano real para encontrar soluciones a los problemas que actualmente atravesamos. Por otro lado, como grupo debemos ser más conscientes y sensibles a las repercusiones que nuestros actos pueden ejercer sobre cada uno de los individuos que se ven envueltos en los mismos. Con la Justicia, yo destacaría que no debe de permitir que agresiones como la que pudimos contemplar, en la que se atenta ya no contra la integridad física de una persona sino contra su propia vida (considero que golpes con carrerilla en la cabeza como los que pudimos contemplar en el vídeo pueden causar graves problemas físicos o incluso en un momento dado la muerte de quien los recibe ), queden sin sanción por el mero hecho de no haber sido denunciados.

-¿Crees que falta educación sobre cómo usar las redes sociales?

-Mucha. La gente ve las redes sociales como un escaparate de cara a los demás más que como una herramienta de comunicación. En la vida real no vas repartiendo fotos tuyas por ahí, dando todos tus datos, diciendo dónde vas y dejas de ir, dónde vives. pero en cambio en las redes sociales esto es el pan nuestro de cada día. El 'phising' o suplantación de identidad y sus posibles repercusiones también parecen ser desconocidos para la mayoría de usuarios de estas redes.

-Por último, si todo volviera a suceder, ¿harías lo mismo? ¿Cambiarías algo?

-Seguramente me centraría más en la faceta divulgativa del hecho, invitando a enviar emails a periódicos, organismos de distinta índole y grupos de noticias.