El primer tramo de la vía entre Baza y Benamaurel se convertirá en travesía urbana

El proyecto finalizará en abril y tiene como objetivo mejorar su seguridad y dotarla de elementos urbanos

JOSÉ UTRERABAZA.
El crecimiento de la ciudad ha hecho de este camino una zona de gran tránsito automovilístico y peatonal. ::                             JOSÉ UTRERA/
El crecimiento de la ciudad ha hecho de este camino una zona de gran tránsito automovilístico y peatonal. :: JOSÉ UTRERA

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía ha adjudicado a la empresa Proasur los estudios técnicos necesarios y la redacción del proyecto de tratamiento urbano, para reconvertir en travesía el tramo de carretera que va desde el acceso Baza-Centro en la A- 92, popularmente conocida como carretera de Benamaurel.

La Junta de Andalucía invertirá 47.790 euros para redactar el proyecto que definirá el tratamiento urbano de la antigua A-334, un recorrido de una de las vías de acceso al municipio que, con el crecimiento de la ciudad, se sumará al viario urbano de Baza.

La empresa adjudicataria concluirá el proyecto en el mes de abril del próximo año para poder modificar el aspecto actual de la carretera y, especialmente, mejorar la seguridad de vehículos y peatones que utilizan esta vía. Obras Públicas actuará en 1.700 metros.

El gobierno autónomo se encargará de dotar a este tramo de la vía -el comprendido entre los puntos kilómetros 0 y 1.700 de la A-334- de un aspecto de viario urbano. Para lograrlo, la Junta construirá acerados, colocará nueva iluminación, ofrecerá mobiliario urbano para los usuarios y mejorará la seguridad de todo el tramo. La Junta prevé licitar las obras de estas mejoras en la carretera para convertirla en travesía en el último trimestre del próximo año.

La delegada de Obras Públicas y Vivienda, Nieves Masegosa, destacó la necesidad de modificar el trazado para mejorar la seguridad de los conductores y, especialmente, de los peatones que utilizan la vía. «Se trata de un tramo de carretera que, por el crecimiento de la ciudad y las infraestructuras que se han instalado en la zona, está muy transitada y además en verano, aumenta considerablemente el tránsito de peatones. Con este proyecto, los bastetanos ganarán seguridad y comodidades en sus desplazamientos», subrayó Masegosa.

Aceras y pasos de peatones

Casi al final del tramo de 1.700 metros, junto al antiguo camino de Cortes de Baza existen infraestructuras que motivan el desplazamiento de un número importante de vecinos, como el pabellón de ferias del Ayuntamiento bastetano o la zona de bares de verano, muy concurrida por peatones en los meses estivales. Para reducir los riesgos, Obras Públicas se encargará de modificar la vía con acerados, pasos de peatones, nueva iluminación y vallas protección que mejoren la seguridad de los peatones y beneficie el tráfico de la zona.