Los voluntarios de Granada se unen a la celebración del Día Internacional del Voluntariado

Diez cooperantes cuentan su experiencia diaria en distintas áreas del voluntariado

NOELIA S. LORCAGRANADA.

A veces incomprendidos, a veces sobrevalorados, muchos aseguran que no son héroes, simplemente "son ellos". Esos que esperan los ancianos para salir a pasear o ir a clase; los que trabajan con niños en riesgo de exclusión social; inmigrantes recién llegados que no saben defenderse con la lengua y que encuentran en sus compatriotas una forma de enfrentarse al nuevo mundo que les rodea; emigrantes retornados que llegan un día cualquiera topándose con algo muy distinto a lo que dejaron; personas con diferentes adicciones que buscan en ellos una mirada ausente de prejuicios y llena de comprensión.

Rafael, Álvaro, José, Manuela, Ana, Elvira, José Antonio, Trinidad, Dienoum y Letizia. Aparentemente nombres comunes que esconden una historia de dedicación y respeto hacia los demás. Estos diez voluntarios de Granada cuentan su experiencia diaria en las diferentes asociaciones que representan.

Rafael, a sus 77 años, además de ser ahora también presidente, lleva como voluntario de la Asociación Granadina de Emigrantes Retornados (AGER) desde 1992.Dieciocho años en los que ha visto pasar por los pasillos de AGER a miles de emigrantes retornados que no sabían que hacer para recuperar sus derechos en España sin perder los adquiridos en España.

Con 69 años, Álvaro Pérez es voluntario desde septiembre de 2001, casi diez años colaborando con Proyecto Hombre, que parecen saberle a poco después de haber empezado, como dice él, de aprendiz de voluntario, justo al tiempo de jubilarse.

José Antonio Díaz, de 61 años, lleva ocho años en esta asociación en la que comenzó con las tertulias intergeneracionales en la 'SER' y de ahí pasó a los talleres de cuentacuentos, destinados a personas mayores, en los que diez de ellas son inválidas visuales.

Manuela González tiene 61 años, trabaja para los mayores pero enseñando informática. Hace cinco años, cuando empezó todo, Manuela era sin saberlo una de las alumnas de estos cursos. Cuando terminó, quiso ser partícipe de lo que hacían sus compañeros y así fue como empezó su labor de voluntaria en 'OFECUM'.

Otra intrépida en esto del voluntariado es Ana Sánchez que a sus 60 años, lleva ayudando a los demás media vida. Nueve años al frente de la asociación 'Calor y Café' y otros tantos, antes de eso, repartiendo bocadillos y ayudando a los sin techo por las calles de la ciudad.

Elvira Yllestas es colaboradora de Cruz Roja, y a sus 50 años ha encontrado un lugar donde asistir a los que verdaderamente lo necesitan. Lleva un año siendo voluntaria oficial, aunque siempre ha colaborado con estas personas. El apartado al que Elvira se dedica es al de empleo.

José Antonio Puertas de 45 años y presidente de la asociación FAPA Alhambra, tiene claro que lo suyo es trabajar por los demás y ayudar. "Una de las ventajas del voluntariado es la cantidad de satisfacciones que llegas a tener".

Trinidad Pérez ha llevado su labor de voluntariado hasta la prisión de Albolote a través de Cruz Roja. A sus 41 años acude dos veces por semana con presos de habilidades sociales para prepararlos una vez salgan fuera de la cárcel y facilitarles el trato con sus compañeros.

Dienoum Ndiaye de 35 años, tiene en común con el resto de sus compañeros las ganas de ayudar a los demás y la humanidad que desprende sólo con sus palabras. Este senegalés lleva un año como voluntario en una asociación intercultural, perteneciente a Cru Roja en el distrito norte de la ciudad.

La benjamina de este particular equipo es Letizia Ayllón, que con 21 años se dedica al voluntario de medio ambiente, también en Cruz Roja. Tres años son suficientes para acreditar a esta estudiante de cuarto de biología que, pese a su edad, tiene las mismas ganas de ayudar que cualquier otro.

Lo cierto es que estos voluntarios no buscan motivos para ayudar y cooperar con todos aquellos que lo necesita, simplemente lo hacen sin esperar nada a cambio y tal vez lo que más llame la atención de todo esto es que nadie valora lo que tiene hasta que no compara su situación con el del al lado.

Fotos

Vídeos