PP y PSOE se enfrentan por un nuevo centro de discapacitados psíquicos

Se quiere hacer en los terrenos del geriátrico pero la asociación propietaria del terreno se niega «porque impide la ampliación»

RAFAEL VÍLCHEZÓRGIVA.
Residencia geriátrica de Órgiva. ::
                             R. VÍLCHEZ/
Residencia geriátrica de Órgiva. :: R. VÍLCHEZ

Una empresa privada que gestiona la Residencia Geriátrica de Órgiva ha solicitado permiso a la Asociación Amigos de la Cultura de Órgiva, creada en 1966, para poder construir en un solar de su propiedad, donde se encuentra la citada residencia, un centro de discapacitados psíquicos gravemente afectados. Los miembros de la asociación han acordado no conceder ese permiso, «porque la actual residencia de mayores no podría ampliarse cuando pase algún tiempo y porque los mayores disfrutarían de menos espacio y menos bienestar y tranquilidad», según indicó ayer el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Órgiva, Antonio Trujillo.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Órgiva, presidido por María Ángeles Blanco (PSOE) ha denunciado la actitud de la Asociación Amigos de la Cultura, presidida por el ex alcalde de Órgiva, Adolfo Martín (PP), «por negarse a autorizar la construcción del centro de discapacitados psíquicos junto a la residencia de mayores. Las 30 plazas del futuro centro estarían concertadas con la Junta de Andalucía. CajaGranada se encargaría de la financiación, y el Grupo de Desarrollo Rural apoyaría este proyecto tan importante para la Alpujarra que crearía 30 puestos de trabajo», indicó la alcaldesa de Órgiva.

Según Blanco «el Ayuntamiento de Órgiva ha solicitado a la citada asociación cultural que recapacite y cambie de actitud para que finalmente el centro se pueda edificar junto a las instalaciones de la residencia de mayores. Para evitar confusiones diré que los dos centros estarían independientes, tan solo compartirían los servicios de cocina y lavandería», aseguró.

Blanco tachó a Adolfo Martín de «demagogo, porque ha dicho que no van a juntar a los disminuidos psíquicos con los mayores porque podría perturbar la vida de estas personas. Eso es lo que sabe hacer el PP, discriminar a la gente. También, los miembros de la Asociación Amigos de la Cultura se han portado caciquilmente, porque se reunieron en asamblea sin permitir la presencia de un representante del gobierno municipal. No obstante, nosotros seguiremos haciendo gestiones antes de que finalice este mes para intentar que se construya el centro aunque sea en otro sitio», terminó diciendo Blanco.