Se busca peón agrícola para cuidar leones

Trabajo obliga a Almuñécar a pagar 224.193 euros por no haber tenido dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social a los trabajadores de Peña Escrita

L. UBAGO Y J. M. DE HAROALMUÑÉCAR.
Un león del parque zoológico Peña Escrita, de Almuñécar, durmiendo plácidamente en su jaula. ::                             JAVIER MARTÍN/
Un león del parque zoológico Peña Escrita, de Almuñécar, durmiendo plácidamente en su jaula. :: JAVIER MARTÍN

El Ministerio de Trabajo ha abierto al Ayuntamiento de Almuñécar un acta de infracción por la que le obliga a pagar 224.193 euros por no haber dado de alta a los trabajadores del parque zoológico Peña Escrita en el Régimen General de la Seguridad Social.

El Consistorio almuñequero -según el informe de la Inspección de Trabajo- solicitó en 1991 la inscripción de esta empresa en el Régimen Especial Agrario, por la actividad agrícola forestal que declaró se desarrollaba en la finca municipal. Sin embargo, el ministerio determina que «no es en realidad una explotación agrícola-forestal» y que los trabajos realizados por el personal no son «labores agrarias», por lo que considera «improcedente» que estén acogidos al régimen agrario. Por eso, Trabajo obliga al Ayuntamiento a dar de alta en Régimen General de la Seguridad Social a los siete empleados que tenían contratos como peones agrícolas sin realizar labores relacionadas con el campo.

Este acta de infracción surge de una inspección que se realizó en el mes de febrero tanto en Loro Sexi como en Peña Escrita. Así, mientras en el parque ornitológico no localizaron ninguna irregularidad, en el parque zoológico localizaron a siete peones agrícolas que en vez de trabajar la tierra, cuidan de animales algunos de ellos peligrosos.

Así, detectan que hay un peón eventual agrícola contratado para «implantación de malla rígida» y «apertura de hoyos para reposición de marras» que en realidad se encarga de limpiar, alimentar y cuidar a los animales. Otro, destinado al «arreglo de la zona de la piscina y caminos», se dedica en la práctica también al cuidado de los animales, tanto que sufrió un accidente laboral mientras realizaba en solitario las tareas de encerrar a los leones del parque en sus jaulas, uno de los cuales le atacó mordiéndole una pierna. Tras su recuperación, el Ayuntamiento volvió a darle de alta como peón agrícola, según indica el informe de la Inspección de Trabajo.

Otros tres empleados que se encargan de atender a los animales, del mantenimiento del parque zoológico y de vigilar por la noche las instalaciones, trabajaban con contratos en los que se indicaban que sus tareas eran la poda de árboles y la repoblación forestal.

Distinto sueldo y descansos

El informe de Trabajo lo compara con Loro Sexi e indica que aquí, el trabajador que hay está dado de alta en el Régimen General de la Seguridad Social como persona laboral de la entidad local y que el personal de Peña Escrita -al ser peones del campo- no gozan del mismo régimen jurídico de protección social, ni retributivo, ni de descansos y vacaciones que el personal laboral del Ayuntamiento.

La Inspección también repara en el veterinario y el biólogo que prestan servicios en el parque Peña Escrita y que trabajaban como autónomos porque entiende que reúnen «todas las características propias de una relación laboral por cuenta ajena con el Ayuntamiento de Almuñécar».

El ministerio dice que el Consistorio ha «incumplido su obligación de comunicar el alta en el Régimen General de la Seguridad Social de cada uno de los nueve trabajadores afectados -los siete peones y los dos autónomos- y cotizar por su prestación de servicios».

Por esa falta de afiliación o alta, el Ministerio le pide al Ayuntamiento 224.193 euros por un periodo de «descubierto» que va de febrero de 2006 a marzo de 2010 y que es el que no ha prescrito. Además Trabajo ha dado de oficio el alta en el Régimen General a cada uno de los nueve trabajadores.

El Ayuntamiento de Almuñécar acordó en una junta de gobierno de finales de mayo dar de alta en el Régimen General a los trabajadores afectados y liquidar la cuantía que el Ministerio de Trabajo le solicita. Además, en este acta el Consistorio reconoce que «está disconforme con las resoluciones y acuerdos adoptados y todos han sido objeto de alegación o recurso» y que «podría devenir en la presentación, si hubiera lugar, de recursos contencioso-administrativos», según reza el acuerdo de la junta de gobierno almuñequera.